sábado, 28 de noviembre de 2015

Amor kármico

A veces me pregunto si alguna vez ame, si mi corazón se desbocó al oír su nombre, si mis mariposas revolotearon en mi estómago, si algún humano me enamoro.
Y ciertamente no los se.
Sé que te sueño, que te busco, que por ti muero. Sin embargo solo estas en mis sueños.
Las noches de insomnio me pierdo en la cara de la luna, a ella le cuento mis penas, solo ella sabe de mi amor por ti.
A ella le pido que te envie mi mensaje:
-“Sueñame cada noche, como yo lo hago contigo. Y en ese preciso instante agarrame fuerte, yo a ti me aferrare, no me sueltes, no me dejes partir.”
Mi alma se desgarra ante este amor poco común. Un alma de la noche me enamoro,y ello me hace sufrir; solo quiero soñar con sus besos y nunca más despertar.
-“Sueñame cada noche, abrázame, no me dejes partir, no dejes que la realidad me aparte de ti.”
En mis sueños nuestras almas desnudas se funden en una sola, nuestras bocas se unen en un eterno beso y nuestros cuerpos se diluyen como la espuma de mar.
Alguien me dijo una vez que mi karma era buscarte, que eres mi alma gemela y que en esta vida no reencarnaste; por ello mi dolor,  por ello te busco sin descanso y solo te encuentro a través de los sueños.
¿Qué pude hacer para ser merecedora de tanta desdicha?
¿A que causa te alistaste, que me dejaste sola y perdida?
No dejo de preguntarme y de hacer conjeturas. ¿Karma, realidad, sueño, almas?

-“Sueñame esta noche y no me dejes partir nunca más”.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

1 comentario:

jose morales dijo...

hermoso de verdad, y bello sueño