jueves, 31 de enero de 2019

La galería


-¡Ana, te presento a Louis Castilian!
-¡Mucho… gusto! Atinó a responder, no sin antes tartamudear un poco.
Yo, solamente conseguí esbozar una sonrisa forzada, mientras mi cabeza cual torbellino no dejaba de analizar todo:
¡Madre mía, si es "el Luis Castellanos", el hijo de tío Federico y la tía Rosa; si, el del pueblo. ¡Si era más vasto que un arado! ¿Quién iba a pensar que bajo aquel muchacho brutote, de pocas palabras que conocí en la infancia, estaría escondido una artista de tanto talento, capaz de transmitir sensaciones y sentimientos?
-Soy admiradora de su obra y es más tengo alguna en mi poder, pues hace algunos años que le sigo, sin embargo no había tenido el placer de conocerle personalmente. Logre articular de carrerilla y sin tomar aire.
-Pues ya era hora de conocernos Ana ¿Le apetece un cóctel? Mientras me cogía de la mano y me llevaba hacia la terraza de aquella gran y espaciosa galería.
-Ana, que sorpresa, menos mal que no has dicho nada, si esta gente tan snob se entera que soy de pueblo… ¡Ja, ja, ja…! Se les caen las bragas del susto, con lo “fisnas” que son ellas y a ellos se les cae… mejor no digo que ¡Ja, ja, ja…! Reía sin cesar, ante mi inusitada mirada.
-¿Pero, me has conocido?
-¡Mujer, ni que estuviese ciego! Hace muchos años que no te tiro ninguna piedra, pero te reconocería hasta en el infierno; al igual que tú a mí. Una buena asesora de imagen no puede esconder quien somos, aunque si disimularlo. Dijo muy divertido.
-Bueno, yo realmente vine por tu pintura, me encanta, no sabía tu talento, nunca supe que dibujabas, solo sabía que te encantaba tirarme piedras desde el árbol que había en la plaza de la iglesia y yo intentaba cogerte, pero tú corrías más que yo y que eras amigo de mi hermano por edad.
-Pues si, Ana; realmente me interesa mucho el surrealismo, aunque estoy en una fase cambiante que no sé donde me llevará.
Venía gente y la conversación dio un recoveco extremo, había que disimular.
Pronto fue rodeado de gente, pues realmente era su día; hoy exponía en una de las mejores galerías de la ciudad.
Me preguntaba cómo reaccionaría esa gente si supiese que era “el Luis” hijo de… Así que tuve que reprimir una risa, pues no imagino a esta “gente de clase” con gente de pueblo como éramos los dos, pues yo también había dejado de ser la hija de la tía Pepa y el tío Pepe, para ser Ana.
Ese y otros pensamientos comenzaron a anidar en mi cabeza y a cubrirla de melancolía.
¿Cómo estaría mamá y papá? Hacía años que no pasaba por el pueblo. ¿Estaría aún el árbol en la plaza de la iglesia?
Ese y otros pensamientos me impidieron darme cuenta que Louis, estaba de nuevo a mi lado, con su copa en la mano y su sonrisa mirándome.
-Ana ¿Cuánto hace que dejaste el pueblo? Yo, hace demasiado, el verte hoy me ha abierto los ojos, necesito ir, oler el campo, ver de nuevo el árbol de la plaza, nadar en el río, ver a mi padre jugar al truc con sus amigos en el casino y también… también tirarte alguna piedra de nuevo. ¡Añoro lo que era! ¡Casi estoy odiando en quien me he convertido! Lo tengo todo, sin embargo estoy ya desde hace meses en dique seco, no tengo ideas, no puedo coger un pincel y no sabía el motivo, no lo sabía hasta que te he visto hoy. ¡Ana, no pienses, vente conmigo!
¡Señor que loco está este! Pensé, sin embargo la propuesta era demasiado tentadora.
-¡Ana, no te preguntes que pasará! No te pido nada, solo vente, paseemos de nuevo por nuestras calles, riamos, comamos, hablemos con nuestros seres queridos y… ¡Quiero pintarte, quiero pintar tu sonrisa, tus ojos, tus manos, todo me inspira cuando te veo!
¡Madre de Dios, este tío está loco! Sin embargo, me gusta su propuesta, no tengo en estos momentos trabajo a la vista, estoy sola, sin ataduras y también me encuentro a la deriva ¿Y si es él mi barca, la qué llevo meses pidiendo? ¿Y si me equivoco? Mi cabeza hierve, no puedo pensar, es un caos…
-¡Vale Louis! Dicen mis labios, aunque por lo visto no han pasado por el cerebro.
-¡Ana, soy Luis! Nunca más seré Louis, quien quiera un cuadro mío bien y quien no también, pero ya no seré quien no soy nunca más. Gracias por tanto Ana.
Me cogió de la mano y partimos de regreso a casa.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.


jueves, 24 de enero de 2019

ÉL: el suplantador


Obra presentada en el certamen "Recuerdos II" de: Letras Con Arte, distinguida el 17-Dic-2018 y por ello publicada en el libro  antología “Recuerdos II” 2018

No recuerdo como entró en mi vida; mejor dicho en la de mi madre, en mi vida solo era un efecto colateral.
Siquiera recuerdo cuando pasó de ser un visitante a vivir con nosotras.
Sinceramente al principio me caía bien, era simpático, me compraba cosas… ¡Hasta el día que vi que era algo más que un visitante! Ese día y durante mucho, mucho tiempo le odie, le odie con toda mi alma, con todos mis deseos de niña. Cuando me acostaba rezaba para que: explotara, le cayera un OVNI y cosas parecidas; siempre he tenido una imaginación muy fructífera; pero nada de esto sucedió.  
En vista que ningún desastre natural se cebaba con su persona decidí ayudar a la naturaleza con un pequeño empujoncito de vez en cuando ¡sin malicia, solo para ayudar!
De pronto él (prefiero llamarle así, no merecía ningún nombre) olvidaba donde estaban las llaves del coche cuando más prisa tenía mamá para llegar al trabajo.
Era normal salir de paseo por el campo que yo sin querer al jugar le tirará una piedra que casualmente caía sobre él.
Cuando mamá me reñía yo sin descaro le espetaba que él, me había dado permiso o me había dicho que hiciese así las cosas.
Casualmente solía caerme la comida sobre él; la ropa que él usaba de forma inesperada aparecía rota y sucia…
Y…Él callaba, solo me miraba y como mucho, sonreía. Lo cual me desesperaba mucho más y con más rabia volvía a actuar.
Durante años le odie y me empeñe en expulsarlo de nuestras vidas.
Tampoco recuerdo cuando esa rabia y dolor comenzó a anestesiarse,
El recuerdo de mi padre ausente y muerto comenzó a adormecerse, a dejar de doler.
Él pasó a ser una figura impasible, siempre presente, presto a ayudarme, sin pedir nada, sin “chivarse” de mis mucho más que travesuras hacía su persona y un buen día, él, recupero su nombre; nunca llegue a llamarle padre; sin embargo mis hijos si le llaman abuelo, en concreto: el abu Manolo. 
Ellos le adoran y nadie sabe nada de como entró en nuestras vida, siquiera mamá, alguna vez, juntos, en silencio nos miramos y sin un motivo sonreímos ambos, ante la extrañeza de todo el resto de familia.
Manolo es mi ídolo, un héroe de carne y hueso que supo lidiar con una chiquilla herida emocionalmente y amarla sin un motivo en concreto.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

sábado, 12 de enero de 2019

No más violencia


Triste realidad. No hay justificación posible.
¿Qué no la amas?
Sepárate.
¿Qué según tú, es una histérica?
Sepárate.
¿Qué no la aguantas?
Sepárate.
¿Qué según tú, es una...?
Sepárate.
No hay excusa para la violencia y menos contra alguien a quien un día juraste amor.
Nadie te ata, nadie te obliga, nadie te coacciona.
Déjala, aléjate, sepárate.
Las mujeres tenemos derechos:
Derecho a poner límites.
Derecho a decir NO.
Derecho a que se nos ame y respete.
Derecho a ser libres.
Derecho a ser independientes.
Derecho a vestir como deseemos.
Derecho a decidir sobre nuestro cuerpo.
Derecho a alejarse.
Derecho a poner límites.
Respeta nuestros derechos y usa los tuyos:
NO te gusto, no me mires.
No me aguantas, vete.
NO quieres que me vista así, vete y no mires.
No quieres que mire a otros, ve al psiquiatra. 
Quieres sexo contra la voluntad de ella, dúchate y ve al psiquiatra urgentemente.
Quieres golpear, hazte luchador de lucha libre, boxeador o similar.
Quieres sentirte superior, apúntate a la Universidad y estudia una carrera y si ya la tienes pues…otra; el saber no ocupa lugar; la ignorancia puede hacer mucho daño.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

viernes, 11 de enero de 2019

Azúcar oculto




Según la OMS el consumo máximo de azúcar diario deberá situarse en los 25 gramos. Actualmente en España, la media diaria de consumo se sitúa en los 112 gramos.
Muchas veces no somos conscientes de la cantidad de azúcar que tomamos, pues este está oculto en los alimentos.
Una sola lata de coca cola ya contiene 35 gramos de azúcar (140% del azúcar recomendado diario).
Otras veces se esconde en supuestos alimentos sanos como: zumos, yogures, batidos...
Así que finalmente el problema del azúcar no está mayoritariamente en el azúcar que le añadimos al café/te del día o si nos permitimos una "chuche" esporádicamente; pues este azúcar lo podemos sustituir por otros endulzantes más sanos y también podemos disminuir su cantidad; el problema está en saber cuánto azúcar oculto tomamos y reducirlo.
Así pues:
Zumos mejor casero.
Batidos de frutas y/o lácteos lo mismo, como en casa en ningún sitio.
Si no los preparamos por el motivo de pereza, es fácil hacer 2 litros de una vez y no nos tomará más de 5 minutos; si nos preocupa que pierde vitaminas... ¡imagínate el de compra, que hace meses o años que está preparado!
¿Qué te apetece una bebida gasificada? mejor pasar de ella, si te cuesta comienza a pedirla en su versión 0, luego pásate a algo más sano de forma paulatina, pues en la versión 0 tampoco es sana.
Si te gusta chocolatear tu leche o bebida vegetal pásate al cacao puro sin azúcar añadido, también puedes probar el de algarroba es muy sano y está genial.
Los cereales para el desayuno son algo muy socorrido que creemos más sano, sin embargo esconden mucho azúcar, así pùes si deseas desayunar cereales compra integrales y sin azúcar.
Poco a poco comienza a eliminar azúcar procesado y oculto de tu dieta.
Que el único azúcar que entre en tu casa sea el de los alimentos.

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

miércoles, 9 de enero de 2019

¿Piensas qué tienes mal de ojo?


¿Piensas qué tienes mal de ojo?
Muchas veces hemos oído decir:
-“¡Si las miradas mataran…! ¡Le han mirado mal, tiene mal de ojo…!”
 ¿Qué es el mal de ojo?
El mal de ojo es una creencia popular según por la cual,  hay una transmisión de energía negativa de una persona a otra; está persona le tiene envidia, celos… desea que fracase en todos sus empeños y que nada le salga bien; hay realmente un odio encubierto.
Si bien también se describe otro tipo de mal de ojo: el involuntario; este se realiza de forma inconsciente al ver a alguien con algo que se desea mucho (hermosura, felicidad…) sin realmente desearle ningún mal.
*Luego, dejo al libre albedrío de cada cual el creer o no en este artículo. Si bien todo lo en él expuesto es la suma de una ardua investigación.
¿Cómo saber si se tiene mal de ojo?
Hay diversos síntomas en los que todas las fuentes consultadas coinciden:
o   Dolor de cabeza
o   Malestar
o   Mareos
o   Infortunios diversos (trabajo, amor, dinero)
o   Caídas y/o tropezones
o   Pereza
¿Qué puedo hacer para confirmar si tengo mal de ojo?
Hay varios rituales para averiguar si se tiene. En concreto hay 2 muy fáciles y populares.
El del vinagre y el de aceite.
RITUAL CON VINAGRE:
Ingredientes:
·         1 vaso
·         Vinagre manzana
·         Sal marina gruesa
·         Plato hondo
Día a realizar:
Martes o viernes, al anochecer.
Método:
·         Llenar el vaso hasta la mitad de sal
·         Añadir despacio un chorrito de vinagre haciendo forma de cruz/chokurei/pentágrama y lo rodeamos con un círculo
·         Llenar hasta arriba (que falte un dedo)
·         Colocar en el plato (por si se sale el contenido, así no estropeará nada)
·         Colocar bajo de la cama, detrás de la puerta, en la sala donde más se esté en casa)
·         Lo tendremos 9 días sin tocar para nada
·         A los 9 días miraremos como esta.
o   Si está intacto, no hay nada negativo
o   Si se sale del plato, hay que tener en cuenta que hay negatividad.
o   Si la sal cambia de color, hay que hacer una limpieza más profunda.
o   Si la sal se cristaliza en forma de agujas nos indica que hay ataques externos hacia alguien de la casa.
Este método al mismo tiempo también purifica y limpia.
RITUAL CON ACEITE DE OLIVA:
Ingredientes:
·         Plato blanco
·         Copa de cristal o copa de agua
·         Agua
·         Aceite de oliva 1ª presión en frío
Método:
·         Colocar en el plato blanco el aceite de oliva.
·         Se hace en la mano el símbolo de la cruz 3 veces mientras se realiza la oración.
·         Untar el dedo corazón en el aceite
·         Dejar caer en la copa 3 gotas
·         Observar las gotas como quedan:
o   Si quedan enteras no hay mal de ojo
o   Si se dispersan en este caso si habría
o   Si solo se dispersara una, sería que había tenido, aunque estaba ya solucionándose.
·         Si sale positivo se corta el mal de ojo con una tijera mientras se realiza la oración pertinente.
·         Con esencia de ruda, romero y trébol de cuatro hojas vaporizarnos el cuerpo y el aura.
·         Se repite a los 7 días.
Oración:
Yo confío
Yo con fe
Con María Santísima entro en Belén
Y los ángeles la acompañan de tres en tres
Como entró el mal a (nombre de la persona) , que le entre el bien
Oración de corte:
Que de donde te haya venido este mal, que quien te lo hay hecho, vuelva a su origen, en este momento, con el poder de los santos y santas, con el poder de tus ángeles guardianes, que a partir de hoy puedas dormir y estar tranquila.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.




Palabras que acarician

Obra presentada en Letras con Arte para el concurso AFRODITA Y EROS y cuyo fallo ha sido notificado el 20-abril-2019, resultando finalist...