viernes, 30 de agosto de 2013

EVITAR URGENCIAS CARDÍACAS usando mudras:

EVITAR URGENCIAS CARDÍACAS usando mudras:
Una forma inocua, rápida y efectiva para aliviar el dolor de pecho de origen cardíaco, para darnos el suficiente tiempo hasta llegar a urgencias es utilizar este sencillo mudra "Apan Vayu Mudra".
¿Qué es un mudra?
Son en realidad un gesto sagrado hecho con la las manos y dedos, logrando con ello un efecto maravilloso en nuestra mente y en nuestro cuerpo.
También son conocidos como el "yoga de las manos".
Beneficios:

  • Ayuda a regular el flujo energético.
  • También puede usarse en personas que padecen de enfermedades cardíacas y/o hipertensión, si se practica durante 15-40m diarios, se nota mejoría de los síntomas, incluso llegando a mejorar la calidad muscular del corazón.
  • También ayuda a centrarse y calmarse, cuando se está a punto de perder los nervios.
  • Además si lo acompaña con un poco de meditación, nos ayuda a limpiar y purificar nuestro interior, mejorando nuestra conexión con el amor universal.
La ventaja es que podemos en cualquier momento, en cualquier posición y en cualquier lugar (incluso en la sala de espera del/a medic@.
POSICIÓN:
Doblara el dedo índice, dejando que la punta de este toque la punta del dedo pulgar; mientras las puntas del medio y anular deben de tocar la punta del dedo pulgar; ahora despliegue el dedo meñique.
Debe de hacerse con ambas manos, al principio puede resultar un poco engorroso, pero pronto se adquiere práctica.

miércoles, 28 de agosto de 2013

Tristeza catatónica

Hecha un ovillo en la cama, en postura fetal, así estoy ¡Ya no sé cuanto tiempo! Las cortinas echadas, la luz apagada, sin comer, sin beber; en estado catatónico; deseando que nunca más amanezca; deseando que este sea el último día.

¿Cuándo empezó todo?

¡No lo sé! mi mente va a la deriva repasando acontecimientos, a veces sin conexión, a veces sin sentido.

Solo sé, que mi cuerpo está tirado sobre la cama, buscando el refugio de los brazos de su madre, de cuando estaba en semi-oscuridad, en paz, caliente y abrigado flotando sobre el liquido amniótico de mama, desearía estar allí segura y salva, sin calentamientos de cabeza, sin problemas, solo sintiéndome segura, segura, segura……… ¡hermosa palabra!

¿Desde cuándo no me siento así?

Todo está abandonado: la casa, las compras, la ropa, la comida, incluso mi hija.

Mi cuerpo no responde, se hunde cada vez más y más en el colchón, como queriendo desaparecer, como queriendo fundirse y dejar de existir de una vez por todas.

Hoy apareció mi madre; supongo que mi hija la ha llamado. ¡Suponer es mucho! No tengo ganas de pensar; solo sé que ha entrado, no he oído ni lo que ha dicho, solo que su tono era cariñoso e inquisitivo a la vez.

En el fondo siento no haberle contestado, ni siquiera vuelto la cabeza para mirarla ¡no podía!

Han pasado las horas y ha vuelto a entrar, cariñosa y amable; quería decirle lo que me ocurría, quería abrazarme a ella, llorar en su regazo como cuando era niña; pero mi cuerpo no se movía.

Así ha pasado varías veces, supongo que serán días; hasta que hoy ha entrado sin hablar, solo he oido sus pasos decididos, fuertes como antaño; ha levantado las persianas y el sol ha inundado la habitación, he cerrado los ojos heridos por tanta luz.

‑ ¡Ya está bien! ¿Acaso no tienes obligaciones? ¿Crees que los demás no tenemos problemas? ¡Se acabo la tontería!

Salió de forma airosa y al rato entro con un plato con natillas (mis preferidas) y volvió  a gritar:

_ ¡Levántate y come!

Mi cuerpo lloraba en silencio, más ningún sonido ni lágrima salió de el.
Al final no sé de dónde ha sacado la fuerza mi madre, pero me ha incorporado un poco en la cama y puesto la servilleta sobre mi pecho.

_¡Anda hija, anda come! No entiendo lo que ocurre, pero seguro que tiene solución.

Poco a poco me  ha dado la comida, mientras yo sigo encerrada en mi misma, sin hablar, sin moverme… Ella habla sin parar; no sé de qué; pero su voz me tranquilizaba, su voz llega a mi cuerpo encerrado.

Así lo ha hecho durante varios días; solo ella, solo me habla.

Poco a poco mi mente empieza a dejar de derivar para buscar de nuevo un puerto, alejado de tormentas, alejado de vientos huracanados; buscando un puerto seguro, un refugio conocido; buscando su amor, el amor más indestructible, más desinteresado del mundo. El de mi madre.

Al fin hoy rompí  a llorar y me abrace a ella, mientras ella acaricia mi pelo, sigo llorando, hasta que agotada caigo de nuevo en un profundo aletargamiento.

Cuando de nuevo abro los ojos, me encuentro a mí misma en mi postura fetal y a mi madre abrazándome y a mi hija entre mis brazos, las dos profundamente dormidas y con la almohada aún mojada con nuestras lágrimas; pero no son solo las mías, están también las de ellas, los dos seres que más amo en el mundo ¿Cómo puedo hacerles tanto daño? ¿Cómo puedo ser tan egoísta?

_¡Mama, hija…! Logro articular a malas penas con voz temblorosa después de semanas sin hablar, sin pensar…

_Yo, yo… No puedo seguir, las lágrimas de nuevo desbordan mis ojos ¡Al fin se abren paso, al fin encuentran un hueco en esta prisión, un hueco por el que escapar y poder volver a ser libre de nuevo!

_¡Cariño, tranquila, cuéntame, saldremos adelante, todo se arreglara!
Mi madre pronuncio sus palabras mágicas y una vez más;  como cuando era niña surten efecto.

La pérdida de  mi  trabajo por “reajuste del personal”. 
El que un buen día apareciese mi esposo y descubriera que ya no era feliz, que no se sentía realizado, que sus miras eran más ambiciosas, que yo no era bastante para él, que no le hacía sentirse el centro del mundo… aunque había encontrado realmente el amor y alguien a quien proteger (concretamente una jovencita de 24 años menos que él). 
El que dejase de pagar la manutención de su hija en apenas tres meses. 
EL que Cris mi hija de 17 años me presionase continuamente con “mis amigas van; lo tienen; sus padres se lo han comprado; las otras salen hasta la madrugada…”

Todo ello junto, me sobrepaso, me hizo desear desaparecer, morir, no despertarme nunca; aunque tal vez por miedo, cobardía o por instinto de supervivencia, mi cuerpo decidió esperar y valió la pena.

He recuperado a Cris, yo no me exige tanto, se esfuerza en comprender nuestra situación económica y ayudarme.

Mi madre sigue al pie del cañón, ayudándome a reflotarme, me hizo nacer dos veces, gracias a su constancia y amor.

He comprendido que no recuperare a Juan (mi ex) pero no lo necesito, en el fondo me produce tristeza pensar en él ¡Cuánto amor nos dimos! Sin embargo el no supo crecer, no supo cuidar lo que tenía (su familia). El negarse a avanzar juntos, el buscar un sustituto a su juventud perdida, el querer ser lo que no se es… En realidad quien tenía y tiene el problema no soy yo.

No, no he encontrado trabajo aún, pero estoy en ello, la cosa esta difícil para todos y más para “señora cuarenteañera”, no pienso dejar de luchar

Y… Si, si estoy abierta al amor, al respeto y a encontrar a esa alma gemela que todos tenemos, que yo creía tener, pero que seguro encontrare.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

martes, 20 de agosto de 2013

Las Wiccas y la luna azul

LA LUNA AZUL   noche del 20-21 de agosto, 2013

No podemos negar que la luna siempre es mágica, hermosa y misteriosa.
Pero, si en algún momento su magia se desparrama ese momento ocurre en:
La  luna azul.

Con luna azul, no me refiero a que se tiña de tan hermoso color, me refiero a un hermoso y raro fenómeno que ocurre cada mucho tiempo (más o menos cada dos años y medio aproximadamente). Esto ocurre cuando se deja ver en luna llena 2 veces en un mismo mes.

Y tú…
¿Conocías este fenómeno?
¿Estas dispuest@ a dejarte deslumbrar por esta segunda luna llena de este mes?
¿Quieres saber algo más de ella?

En inglés existe un refrán: “Once in a blue moon”  Una vez cada luna azul.

Según las historias de wiccas:

Existe un mundo paralelo y perfecto, donde habitamos sin sufrimiento ni dolor, donde somos felices y amables.
Este mundo es igual que el nuestro, aunque sin imperfecciones.
La gente es amable, los animales campan a sus anchas; todos en perfecta armonía.
El cielo está plagado de nubes esponjosas; el tiempo es perfecto;  al caer la noche una inagotable paz interior te cubre con un manto estrellado, dos lunas azules iluminan su cielo perfecto.
La gente se abraza y pasea cogida de la mano unida en un amor universal. 
El viento susurra entre las hojas de los arboles música celestial. 
Si cierras los ojos y respiras hondo un olor familiar te invade; realmente huele a rosas, a pastelitos de crema, a tarta de arándanos, a …
Todos los seres juntos en perfecta unión y armonía; se trata de un mundo perfecto, lleno de seres perfectos.

¡Bueno! Según cuenta la leyenda si un día de luna azul, acudes a un lago, río o similar y te miras en su reflejo; deseándolo con todas tus fuerzas, entonces y solo entonces, ese día podrás asomarte a la otra cara de la luna que da a nuestro mundo paralelo y allí podrás ver, si así lo deseas a esa persona amada que te fue arrebatada antes de tiempo o solo por unos momentos observar la paz y el amor que en este planeta existe, tú decides, lo que quieres ver. 
Y esa misma noche caerás en un dulce y profundo sueño y podrás desde la cara de la luna azul asomarte  a este mundo perfecto lleno de los seres perfectos y ver  a quien tú desees, solo por unos instantes y podrás decirle todo lo que desees, todo lo que no pudiste decirle.

Yo, espero ansiosa este día y espero poder observar su reflejo cerca del mar, ver la luna cubierta con un halo especial, con las olas meciéndola, con las olas cantándole una hermosa canción y las estrellas brillando e iluminando este hermoso momento mágico de amor y paz.


Rosa Francés Cardona
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición
Regente de la Herboristería Herbasana de Canals Valencia
Colaboradora en: buenasmanos.com

ESPAÑA SIGUE VENDIENDO ARMAS A EGIPTO

¿SABES QUE ESPAÑA SIGUE VENDIENDO ARMAS A EGIPTO?
¿SABES QUE EGIPTO INFLIGE UN TRATO HUMILLANTE Y DISCRIMINATORIO A LAS MUJERES (violaciones, golpes, pedradas, arrastres por el suelo, insultos...) Y NADIE HACE NADA?

Me rompe el corazón ver como miles de mujeres son las que se movilizaron durante la llamada "primavera árabe". Las que estaban en  1ª línea y después fueron una vez más humilladas, maltratadas y tapadas, cual meros animales para un matadero.

Los 28 han anunciado que revisaran de forma urgente sus relaciones con Egipto y tomarán medidas para impulsar el proceso democrático y poner fin a la violencia en el país (pero como reza un importante refrán español  “HOY NO, MAÑANA”). Esto es un claro incumplimiento del “código de conducta” de la UE 1988 que prohíbe vender armas si se violan los derechos humanos o estas puedan causar Y/O alargar conflictos armados.

Me mata ver las fotos donde mujeres siguen, aún hoy, encabezando las movilizaciones, es más, cuento las filas de mujeres hasta donde aparecen hombres, normalmente a partir de la tercera fila (si, si, muy valientes ellos).
¿Cómo se puede ser tan inmoral?
¿Cómo pueden permitir llevar  a estas mujeres al matadero?
¿Cómo pueden usarlas como escudo y después repudiarlas?
¿Cómo pueden infringir ese dolor tan espantoso a las personas que les dan la vida?

Tal vez contestéis (y no sin razón) que a estos "animales" los criamos nosotras; pero no me vale esa respuesta. No sé si alguien dijo:
“SI TE CRÍAN COMO UN PERRO TE CREERÁS UN PERRO
SI TE CRÍAN COMO UN REY TE CREERÁS UN REY”
Y si nadie lo dijo, lo digo YO.

El acceso a la educación, a derechos sociales, a la libertad para todos los  seres humanos es imprescindible, pero para estas mujeres lo es mucho más.
Tal vez me contesteis que otros países también venden armas a Egipto y es cierto y se debe de denunciar, pero yo soy de España y me siento avergonzada.


DENUNCIEMOS LAS INJUSTICIAS, DEFENDAMOS NUESTROS DERECHOS Y OBLIGACIONES. NO CERREMOS LOS OJOS ANTE EL DOLOR.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

Soy solo YO

Ya no sufro de locura
Disfruto de ella.

Dulce y hermosa locura.
Pues en ella encontré
La LIBERTAD
Y perdí la esclavitud

Ahora soy YO
Soy diferente
Soy solo YO
Autora: Rosa Francés Cardona

lunes, 19 de agosto de 2013

¿Qué es la inmortalidad?

¿Qué es la inmortalidad?
¿Crees en ella?
No sé si algún día resucitaremos, como dicen muchas religiones, pero para mí la inmortalidad es muy sencilla (tal vez yo soy así de simple :-) ):
Permanecer viv@ en la memoria de alguien; que alguien te recuerde, que cierre los ojos y esboce una media sonrisa al pensar en ti, eso para mí es la inmortalidad.
Por ello debemos de esforzarnos en dejar una huella imborrable, en amar y ser amados, en dejar de nuestra vida una lección.
Que nuestros errores sirvan para que alguien enmendara su vida, es el bien más supremo; pues nadie está libre de ellos, lo importante es aprender.
Que nuestro amor perdure, que nuestra vida sea grata y bendecida.
Mientras, el tiempo pasa y el dolor se apaga, llega un día en el cual puedes volver a hablar de esa persona que amabas, sonreír mientras piensas en ella y recordar, recordar sin dolor, recordar con nostalgia las cosas que te dejaron mella, que te impactaron, que te atraparon; recordar todo aquello que te hizo amarle.
Cuando todo ello sucede sigues viviendo, vives en la memoria de tus seres queridos, de tus amigos, de gente que te conoció y por diversas razones le causaste impacto en su vida; permaneces alojado en un pequeño hueco de sus corazones, acurrucado y cobijado en ellos, esperando; esperando el día en que podrás volver a fusionarte en un abrazo de amor, paz y luz con tus seres queridos.

lunes, 12 de agosto de 2013

Palabras que nunca nos dijimos

Obra  distinguida en el certamen: VIVENCIAS
Convocado por: Letras con arte
Y publicada en el libro antología: Vivencias. Editorial: Letras con Arte.

Han participado 1312 escritores.

Sentada en nuestra habitación te añoro cada día más; miro tu ropa, los muebles, los rincones… y todo me recuerda a ti, incluso creo que huele a ti.
Hoy empecé a recoger tus cosas.

Creo que llego el momento de pasar página, ya hace mucho que marchaste ¡demasiado!

Encontré viejas fotos, viejas cartas ¡Tan viejas, tan gastadas…!

Empecé a ojearlas y poco a poco me perdí en ellas, descubrí que no solo contenían imágenes y palabras escritas; además estaban llenas de palabras que nunca nos dijimos, de abrazos que nunca recibimos, de besos perdidos… Y que ahora, ya nunca podremos recuperar.

Las lágrimas inundan mis ojos; no, no es tristeza, es impotencia; impotencia de no poder volver atrás en el tiempo, de no poder abrazarte, besarte y decirte ¡te amo!

Me abrazo a tu foto, la beso y empapo con mis lágrimas, que parece que desbordan sobre mis ojos sin poder contenerlas, aunque sé que no es eso lo que deseo; deseo abrazarme a ti, besarte y decirte que:
¡Si; te quise; si, fui feliz!

No sé el tiempo que he estado abrazada a las fotos y viejas cartas. No sé el tiempo que he estado llorando. Solo sé que me he quedado dormida sobre la cama y que en mis sueños te he visto, te he tocado e incluso aún huelo a tu perfume.

Te he podido decir lo que estaba pensando, he notado como te  acurrucabas a mi lado y abrazándome también has llorado, me has cubierto de besos y me has dicho que tú, tú también fuiste feliz, pero que debo dejarte ir, que tu tiempo ha pasado y que eres feliz y deseas que yo también lo sea.
Cuando he abierto los ojos, aún estaba mi mejilla empapada, incluso la sábana continuaba mojada de nuestras lágrimas, pero mi tristeza se había diluido en esperanza.
Al final sin prisa y deleitándome en mi dolor, un dolor agridulce, pues está mezclado de esperanza, he recogido tus cosas. He guardado nuestras cartas y fotografías. De todas formas sé que lo principal nunca podré tirarlo ya que permanecerá siempre en mi corazón.

También he comprendido que nunca más dejaré besos por dar, abrazos pendientes o palabras por decir; nunca dejaré que ningún ser querido se marche sin decirle lo que significa para mí.

Mientras pienso todo esto, aún puedo cerrar mis ojos y oler tu perfume y si los cierro fuerte aún puedo oír tus pisadas, aunque ya cada vez más tenues, cada vez más lejanas…

Pero mis ojos ya no se inundan con mis lágrimas, solo asoman algunas cuando pienso en momentos felices y asoman las lágrimas al mismo tiempo que una tímida sonrisa de felicidad.

¡Adiós amor!

Mejor dicho ¡Hasta luego!


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

sábado, 10 de agosto de 2013

Jalom


Hoy leí:
La palabra del día: sueño En hebreo: חלום Se pronuncia: Jalom
Y yo me pregunto:
¿Cuáles son nuestros sueños?
¿Es cierto que si seguimos soñando los podremos convertir en realidad?
¿Quien forma parte de tus sueños?
¿Realmente nos pertenecen?
¿Soñamos en distintos idiomas o los sueños son internacionales?
¿Vivimos dentro de nuestros sueños o en realidad la vida es el sueño y el sueño la realidad?
¿Ser soñador/a es perjudicial o en realidad es un salvavidas que nos pone la mente para superar los obstáculos diarios?
¿Son los sueños resquicios de nuestra mente que deja pasar recuerdos de vidas pasadas?


No se ninguna de las respuestas ¿y tú?

Aunque sea cual fuere la respuesta te diré:

¡Sueña, sigue soñando y no dejes que nadie te arrebate tus sueños!

Rosa Francés

viernes, 9 de agosto de 2013

¿Crees en tu alma gemela? yo la encontré

¿Crees en tu alma gemela?
Aún mucho antes de saber de ellas, de saber o intuir siquiera que era un alma, pensaba que un día encontraría a alguien que con solo mirarnos, con solo tropezarnos sabría que era esa persona, Mi persona y que por ella todo lo dejaría. Intuía que no hacía falta conocernos ya que ya nos conocíamos de antes, de nuestros sueños, de vidas anteriores, de… no sé.

Más tarde al leer “El banquete” Platón nos indica que existían 3 sexos: masculino, femenino y el andrógino, estos últimos eran personas muy fuertes y nuestros antecesores, tan fuertes eran que Zeus se sintió amenazado y decidió partirlos, desde entonces las mitades se buscan.

Hay miles de historias, cuentos, leyendas, diciendo algo parecido; así pues no me parecían tan descabellados mis pensamientos.

Pasaron los años y ya estaba en mi madurez, cuando aún sin encontrar el amor, había convertido mi trabajo en el hospital como mi vía de escape, era mi refugio, era mi vida; muchos compañeros se burlaban de forma cruel, con frases el tipo “se cree que heredera”.

Un buen día ingresó Andrés, un anciano que emigró a Argentina y había vuelto a España a pasar su vejez, era un señor encantador, de pelo blanco, aspecto venerable y exquisita educación. Todo ello  logró que pasara muchas más veces por su habitación, de las estrictamente necesarias como parte de mi trabajo, para ver como seguía, para “platicar” con él un ratito (pues su único hijo vivía en Argentina).
En vista de la lenta evolución de Andrés, su hijo decidió viajar a España, para visitar a su padre, si bien en un principio su vida no corría peligro (al menos, no más que la de cualquier anciano de 82 años)
Recuerdo ese día solo con cerrar los ojos.

Era sábado y termine mi turno, decidí bajar a la cafetería a por mí comida y subirla para “platicar” con Andrés y luego irme a casa. Entre en la habitación y salude alegremente, cuando vi a alguien de espaldas sentado sobre la cama; espaldas anchas; complexión fuerte; pelo extrañamente blanco, largo por el cuello, estaba atado con una coleta. Al oírme entrar se levanto y educadamente saludo:
_ ¡Hola, debes de ser Marga! Papa no para de hablar de ti, que si Marga esto, que si Marga lo otro ¡jejejeje, lo tienes enamorado!
Nada tiene que ver con que fuera un hombre guapo, pero me quedé petrificada, me faltaban las palabras (cosa rara en mí), solo miraba a sus ojos, era como si al mirarlos me perdiera en ellos, en recuerdos, en historias pasadas; como si, los conociese.

Sé que parecerá pretencioso, bueno, tal vez en vez de pretencioso suene a locura y pienses que estoy como una verdadera “chota” pero en ese preciso instante, supe que lo había encontrado, que había encontrado a Mi persona; la encontré cuando menos la esperaba; cuando ya no la buscaba.

Andrés que como dice el refrán sabía más por viejo que por pellejo, se percato enseguida de mi turbidez y vino a mi rescate.
_¡Marga, mi amor, mi enfermera favorita, este es mi hijo! Luis dale dos besos a Marga y dime si es o no como yo te contaba, es estupenda y súper-cariñosa, creo que no voy a coger el alta nunca jamás para no perderla de vista.
Luis se acercó a mí sosteniéndome la vista, al darme los besos yo sentía como temblaba, parecía que tuviese 15 años, como si volviese a la adolescencia.
Andrés nos lió para que quedásemos el fin de semana, pues su hijo apenas conocía a algún familiar lejano y durante el fin de semana, fuimos juntos a todas partes, nos hicimos confidentes y amigos.

Ese mismo domingo antes de irse me miro y me dijo:
-Marga, apenas me conoces, soy un extraño y de otro país, pero cuando entraste en la habitación y te miré supe que te conocía, que te querría siempre, es raro, pero sé que te conozco y no quiero irme y perderte, allí tengo mi vida, pero veo que aquí tengo mi amor y a mi padre. No puedo pedirte que lo abandones todo y vengas a un lugar desconocido con un desconocido, pero si me esperas venderé mis negocios y volveré.
Allí mismo en la habitación de su padre, le dije que sí y nos fundimos en un apasionado beso, Andrés aplaudía como un niño pequeño.

Cuando se fue Luis me "baje del sueño” y pronto volví a la vida real, no creía que pasara de un enamoramiento, creía que esos sentimientos tan profundos que había sentido, eran solo míos y que Luis solo se había sentido a gusto conmigo, Andrés pronto fue dado de alta, aunque quedábamos para “platicar” como él decía y yo no me atrevía a hablar de su hijo.
Así pues mi vida se hizo más solitaria, más triste y el día de mi cumpleaños, apenas un mes después de dar de alta a Andrés quedamos para cenar y celebrarlo, no tenía a ningún amigo con quien celebrarlo, así pues allí fui.
Al entrar lo vi, era Luis. Se abalanzó sobre mí y nos fundimos en el abrazo, Luis me dijo:
_Marga, si aún  estás dispuesta a intentarlo conmigo aquí estoy, no quería llamarte y confundirte o agobiarte, pero no te puedo apartar de mi cabeza, quédate conmigo, déjame amarte.
Fue, ha sido y será mi mejor cumpleaños, siempre soñé con Mi persona, con esa persona por la que dejaría todo y a todos, lo que nunca soñé era que  esa persona lo dejara todo por mí.
Brian Weiss escribió:
Cuando mires a los ojos a otra persona, a cualquiera y veas tu propia alma reflejada, entonces sabrás que has alcanzado otro nivel de conciencia.

Y yo lo hice un sábado de hace ya 10 años.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

martes, 6 de agosto de 2013

Sé como el cristal

Hoy soñé que tod@s éramos como el cristal
Frágiles, hermosos y transparentes
No podíamos ocultar nuestros sentimientos
No podíamos ocultar nuestros deseos
Esto en vez de hacernos débiles
Al final nos hacia crecer
Al final nos hacia fuertes
Al final nos hacía hermos@s
Sé como el cristal
Transparente, hermoso y sin fisuras
Autora: Rosa Francés

lunes, 5 de agosto de 2013

¿Cuándo perdemos la inocencia?

Recuerdo que de pequeña cada pocos días le pedía a mi madre  que midiese mis “alitas”; en realidad se trataban de mis omóplatos, a los que adoraba y creía que un buen día se convertirían en hermosas alas.
Unas alas de plumas blancas, mullidas y enormes, cual hermoso ángel; alas que me darían al fin la libertad para volar a mi mundo real y ese día sin mirar atrás echaría a volar hacia aquel hermoso lugar lleno de gente como yo, libres, mágicos y en paz.

He de añadir que mi madre siempre de forma paciente midió mis "alas" y cada nuevo día me decía “ya casi están saliendo, seguro que en poco tiempo estarán grandes y hermosas,  ya veo la puntita”. No recuerdo que nunca se enfadase por decirle que me marcharía volando hacia mi planeta de ángeles;  es más recuerdo su sonrisa y su paciencia.

Durante años midió mis alas, hasta que un día me olvidé de ellas; me olvide de mis eternos amigos alados que todos los días jugaban conmigo a las muñecas, a subir en bicicleta, a vestir a mis gatitos con vestidos de muñecas…

No sé como paso;  un buen día, esa preocupación paso, esos amigos fueron olvidados por mí, supongo que influyo la edad, el que solo yo pensara así, el que mis amiguitos alados solo fuesen vistos por mi… en fin por multitud de factores externos e internos, que fueron apartando mi mente de esos pensamientos y ocupándola en otros “más importantes”.

La verdad es que hoy añoro esos tiempos, esa inocencia, esa visión y forma de pensar; hoy echo de menos a mis amigos alados, a aquella paz y convencimiento en lo que decía, veía y pensaba.

¿Cuándo perdemos la inocencia?

¿Por qué parece que todos tenemos prisa en que nuestros retoños crezcan rápidos, piensen, hablen, vistan… como un/a adult@?

¿Realmente es tan bueno, el crear niños/adultos?

Tenemos prisa en que aprendan a leer y escribir. Cuando entras en preescolar, algunos padres entran en una carrera frenética por que sus hijos aprendan más rápido a leer y escribir y ser los más listos de clase; sin pensar que en esta edad se aprende jugando y se sientan las bases de lo que luego será el aprendizaje y que desde luego la meta de preescolar no es aprender a leer y escribir, sino el plantar unos sólidos cimientos para el futuro aprendizaje.

Luego al empezar primaria se sigue presionando al niño con deberes, pruebas y exámenes, ¡Dios mío! ¡Si solo tienen 6 años!
Y así sucesivamente.

¡Vale! No solo sé, sino que pienso que la educación es primordial; aunque también opino que hay que dejar que los niños sean niños y disfruten de su infancia, que recuperen su imaginación, su mundo interno, sus amigos imaginarios.

Pienso que todo tiene un porqué, un ritmo y una razón de ser; así pues, no nos esforcemos en ir siempre por delante, en correr, en querer ganar la carrera.

Esforcémonos en crear niños felices, sin excesivas presiones, rodeados de amor.
Yo quiero que mis hijos sean felices, buenas personas y que crezcan a su ritmo, no quiero un/a mini-yo, el que luego cuando descubra que perdió su infancia se convierta en un eterno adolescente.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.