jueves, 31 de octubre de 2013

Procesión celeste

Cuentan que mi bisabuela
Emilia, nacida hacia finales de 1800, siempre decía que quería morirse un sábado; para poder llegar a tiempo de acudir a la procesión del cielo.
Según ella narraba, en el cielo se organiza una procesión todos los sábados desde que en la tierra existe el ser humano, sin fallar ninguno.  
En concreto,  entre el atardecer del viernes (hora en la que empiezan los preparativos de la procesión) hasta la aparición de las 3 primeras estrellas de la noche de  sábado (momento que indica el final).
A ella acuden todos los fallecidos durante esa semana; todos juntos en fila van caminando hacia Dios, para poder pedir redención a sus pecados y también para poder dar las gracias por estar en Su presencia.
Mientras todos caminan en silencio, se escucha a los ángeles cantar canciones de alabanza.
Lo que empieza en las puertas del cielo como un bienvenida silenciosa, poco a poco se convierte en una fiesta, la gente empieza a caminar tímidamente en procesión, mientras todas las almas del cielo se asoman curiosas y conforme ven a sus seres amados pasar las saludan, las personas tímidas al principio poco a poco se despojan de lo que aún les une a la tierra y se vuelven celestes, almas limpias y alegres que saludan a sus almas afines y amadas.
La música celestial, los serafines cantando, las nuevas almas nerviosas sonriendo y al final riendo de felicidad…
Todo culmina la final en una grandiosa fiesta de amor y felicidad, donde el apego terrenal que le quedaba se pierde y poco a poco se desvanece, siendo lo más importante el estar en la presencia del Todo, del Amor supremo, de la Perfección.
Mi bisabuela contaba que era la fiesta más celebrada y más alegre de todas y que puntualmente se celebraba cada sábado.
Por ello el sábado sigue siendo un día sagrado.
El sábado es:
·         Descanso del duro trabajo.
·         Tranquilidad en la tormenta.
·         Amor de nuevo encontrado
·         Fin de las luchas y tribulaciones.
·         Es el cese de toda la relación con el mundo físico.
·         El sábado es apertura hacia un nuevo conocimiento.
·         El sábado es la separación del cuerpo del alma.
·         El sábado son almas viejas, abrazando y saludando nuevas almas.
·         Es el fin de las necesidades materiales.

·         Para mi bisabuela el sábado era el día un día de recogimiento y felicidad.
No sé de donde saco esta historia, pues nunca a nadie más se la he oído contar, solo sé que su convencimiento en ella era total; no solo le contaba este “cuento, historia, leyenda o lo que fuese” a su nieta, sino que ella murió en el día que tanto amaba; un sábado; cumpliendo así su deseo de llegar a tiempo a su tan amada procesión, a ver pronto  a sus almas afines, a sus seres amados, a disfrutar de la fiesta más sagrada de su cielo amado.
Es una lástima que estas historias se pierdan en el tiempo y en la memoria de seres que ya no están con nosotr@, por ello he sentido la necesidad de compartirla y no dejarla caer en el olvido.

Luego cada cual es libre de pensar si se trata solo de un cuento que una anciana contaba a su pequeña y preciosa nieta, si formaba parte del folclore popular y poco a poco se ha desvaneciendo en el olvido, o si se trata de otra cosa distinta.

lunes, 28 de octubre de 2013

EL GRAN ENGAÑO DE LOS "PRODUCTOS/ALIMENTOS SALUDABLES":

EL GRAN ENGAÑO DE LOS "PRODUCTOS/ALIMENTOS SALUDABLES":
PAN SIN COLESTEROL: ¿desde cuándo el pan contiene colesterol? se supone que sus ingredientes son harina, agua, levadura y si acaso un poco de aceite, la pregunta correcta es ¿porque algunos panes contienen colesterol?
YOGURES Y QUESO SIN LACTOSA: no sé, pero si alguien tiene encasa algún intolerante a la lactosa sabrá de sobra que esto pueden comer yogurt y queso sin problemas, pues no contienen lactosa.
YOGURES QUE SUBEN LAS DEFENSAS: solo tienes que buscar en internet y veras la cantidad de denuncias que estos productos han tenido por publicidad engañosa, la solución ha pasado no por quitar el anuncio, sino modificarlo, para no incumplir las normas.
MARGARINAS, LECHES, YOGURES QUE BAJAN EL COLESTEROL: los Fitoesteroles añadidos  están en la mayoría de las plantas. Los vegetales verdes y amarillos contienen una gran concentración de estos componentes como también en semillas de calabazas, soja y arroz integral.
ALIMENTOS, YOGURES, BEBIDAS CON PROBIÓTICOS: la mayoría son sacados del cerdo, en concreto de su grasa; Se han autorizado para la alimentación humana activadores de crecimiento utilizados en la cría (de animales), sin pararse a saber cuál sería el efecto sobre los niños » Y hoy nos encontramos con una epidemia de obesidad infantil y ciertas marcas incitando a las madres a alimentar bien a sus hijos, a vigilar sus defensas y demás “tonterías” cuando lo que nos están vendiendo es esto.
Podemos seguir con más, muchos más productos:
CAFÉS QUE ADELGAZAN, PRODUCTOS QUE DESHINCHAN, ELIMINAN EL ESTREÑIMIENTO, TE ALEGRAN EL DÍA, BAJAN LA TENSIÓN… y todos podremos desmontarlos igual.
DEJA QUE LA COMIDA SOLO SEA COMIDA, QUE SEPA A COMIDA, que hoy ya es mucho.
EN REALIDAD LO MÁS SANO ES COMER ADECUADAMENTE, HACER MÁS EJERCICIO, INCORPORAR MÁS FRUTAS Y VERDURAS Y NO PENSAR QUE:
 “Si el nene no me come, al menos se que está bien alimentado”.
En realidad la publicidad, no es veracidad. No lo olvides.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

viernes, 25 de octubre de 2013

Leyenda de los humanos mariposa

Permite que te cuente que hubo un tiempo, donde se cuenta que junto con los humanos que nosotros conocemos, caminaban otros mucho más perfectos y hermosos, eran las mariposas humanas.
Humanos trasmutados, mucho más bellos y perfectos que los demás.
Aunque eran envidiados;  he de decir que esa belleza y perfección no estaba exenta de dolor, aprendizaje y sacrificio; algo que no todos los humanos podían realizar, solo unos pocos conseguían llegar a ello, muchos se perdían por el camino, muchos dejaban de luchar.
Desde la infancia resaltaban en sacrificio, humanidad, lealtad y demás bondades. Estas eran potenciadas por el consejo de mayores y sus padres.
Como ya he dicho eso ocurrió hace mucho, mucho tiempo, hoy solo se conoce por alguna leyenda de tribus remotas, que rememoran esos tiempos; tiempos de amor y paz.
En aquel tiempo los humanos eran hijos de la tierra y Gaia los cuidaba y amaba, pero sobre todo los bendecía con buenas cosechas.
Todos conocemos el proceso del nacimiento de las mariposas: de oruga  a crisálida y de crisálida a mariposa; este proceso es doloroso y no exento de sacrificio.
La oruga que se arrastra por la tierra debe de abandonar la seguridad de su hogar y un día de repente siente la necesidad de evolucionar y se encierra en su pequeño capullo, donde no sabe qué ocurrirá; hasta que un buen día amanece hermosa, llena de colores y despliega sus alas.
Este mismo proceso es el que pasaban los humanos mariposas;  la necesidad imperiosa de cambiar, evolucionar, mejorar les llevaba a encerrarse por meses en su propio capullo, donde meditaban y meditaban hasta completar su trasformación y poder desplegar sus alas camino del azul del cielo; esas alas admiradas por sus hermosos colores y su delicadeza.
Entre el cielo y la tierra, así se podría describir su vida; corazón humano, alma celeste.
El mundo funciono bien, mientras ellos y ellas fueron respetados y oídos, pero pronto el odio y la envidia de aquellos que quedaron gusanos en la tierra y de los humanos normales, hizo desatar una guerra; donde no tenían nada que hacer, pues su corazón no podía albergar odio, ni maldad.
Esto fue la causa de su exterminio, Gaia sigue llorando muchas noches la muerte de sus hijos mariposas; pero como toda madre sabia guarda una baza escondida. Según cuentan estas historias unos huevos quedaron escondidos en las entrañas de Gaia y ella esperaría el momento ideal para poder de nuevo hacer crecer a sus hermosos hijos, hijos de bondad, hijos de sabiduría y paz.
Es más, cuentan las historias que este momento no hace mucho que llego; pero Gaia en su inmensa sabiduría no deja que sus alas sean visibles hasta que llegue de nuevo su tiempo, de momento esparció sus huevos y l@s nuevos niñ@s nacieron humanos y de humanos normales y poco a poco empezaran de nuevo a evolucionar hacia la perfección, para volver a su hogar, para vivir de nuevo entre el cielo y la tierra, amando a su madre Gaia y su padre el Universo.
Tal vez tú conozcas a uno de esos niños e incluso algún adulto se rumorea que hay; son personas especiales incapaces de albergar rencor, inteligentes, pacificas y sobre todo espirituales.
Seguro que si te paras, reconocerás a algún@ de ell@s: cuidale, potencia sus facultades y sobre todo dale amor y cariño.

Y… si de repente te reconoces a ti mism@, no te asuste, no estas loc@, todo forma parte de tu propia evolución, estas abriendo un camino nuevo y especial.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

viernes, 18 de octubre de 2013

Las almas se reconocen

Esta semana mi hijo llegó a casa con un trabajo sobre sus abuelos y empecé a contarles su historia; aunque a mitad de ella me entristecí, pues me di cuenta que no recordaba su cara, su voz, su pelo…
¿Cómo se puede desdibujar  una  imagen, una sonrisa…?
¿Cómo se puede diluir el sonido de una voz, de una risa…?
¿Cómo puede suceder, si él  era el más importante de mi vida?
Solo conservo retazos de historias, que ya no sé si son reales o producto de la imaginación de una niña.
Y esto me entristece.
Cierro los ojos fuertemente y no veo su cara; estoy en silencio escuchando y no oigo su voz.
Y esto me entristece más.
Vuelvo con mi hijo  a los lugares donde vivimos juntos, donde corrimos y le cuento historias de sus abuelos; aunque sigo sin recordar su cara; los paisajes han cambiado tanto que no los reconozco; mi casa esta habitada por otras personas, por otras familias, por otras vidas, por otras historias.
Busco sus fotos e intento memorizar su rostro; intento recordarlo; busco en mi memoria; escudriño mi mente buscando pequeños retazos de mi historia; me perturba no poder recuperarlos, olvidarlos, perderlos en la nada.

Recuerdo la tristeza que dejaste en mi, en una niña que no comprendía.
Temía crecer, temía que tú no me conocieses cuando me volvieses a ver y ese miedo, dio paso a rabia y tal vez odio; no podía comprender porque nos dejaste, porque cambiaste nuestra vida.
Hoy miro  atrás y veo a una niña asustada, obligada a crecer antes de hora, a asumir responsabilidades no acordes con su edad, a cambiar su vida.
Hoy me doy cuenta que esto forjo nuestro carácter, un carácter fuerte y luchador, un carácter de supervivencia, de adaptación a las circunstancias.
Hoy dejo atrás mis miedos y pese a que nosotros crecimos, pese a que tu rostro, tu risa y tu voz se desvanezcan en el tiempo; sé que las almas no tienen edad, las almas se recuerdan y se reconocen, sé que un día volverás a tomarnos de la mano y a pasear todos juntos, sé que volveré a fundirme en tus brazos muy fuertemente y te podré abrazar de nuevo.
Nuestras almas se volverán a juntar

Y esta historia es la que le transmito a mi hijo: no la muerte, no el  dolor; sino la historia de esperanza y de almas afines que se esperan y se aman.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

lunes, 7 de octubre de 2013

La taza de té y las 7 potencias

Todo iba últimamente de mal en peor.
¡No aguantaba en el trabajo, 10 horas diarias y encima con malos modos! En casa todo parecía ir mal, mi esposo estaba ausente y las pocas veces que aterrizaba era para murmurar y regañar entre dientes.
Lo peor es que nadie de casa me pregunto, nadie se intereso por el cambio de actitud; más bien creo que pasaron, les era más cómoda esa situación.
En el trabajo pronto tuvo consecuencias ese cansancio, tantas horas de trabajo, por el sueldo mínimo y en punto tuvieron que renovarme el contrato, pues… ¡A la calle! Era más barato un/a aprendiz.
En casa fue un poema, la culpa de irme a la calle era mía ¡Faltaba más! Ellos no tenían nada que ver, ni su falta de apoyo, ni su falta de cooperación.
Ya no sabía qué hacer, todo era un muro para mí, un muro inalcanzable, todo suponía un esfuerzo, un esfuerzo tremendo.
Así pues, ya no tenía ganas de salir de casa, de mirarme al espejo, de pasear, de…de nada.
Ese día aún no sé porque cambie mi rutina (cosa muy rara en mí) y salí a pasear, todo retumbaba a mi alrededor, el ruido de la calle me resultaba ensordecedor, la gente hablando me resultaba irritante, el sol me molestaba, me parecía que todos me miraban con aire hostil e incluso amenazador; cada vez más, tenía ganas de llorar, de encerrarme en casa, en mi habitación y huir del mundo entero.
De pronto vi una tiendecita medio escondida con ángeles en su escaparate, con libros “raros” y piedras de hermosos colores, me detuve en su escaparate y mire y mire; no se cuanto tiempo, hasta que volví a casa.
Un día más, me fui llorando a la cama, sin saber qué hacer y en todo momento pensaba en el escaparate de esa tiendecita, que tanto me llamo la atención.
Al día siguiente volví por aquel camino de nuevo y volví a pararme de nuevo; al final me decidí a entrar, sin saber muy bien que quería, ni que decir.
Supongo que debió de llamarle la atención mi aspecto descuidado y mi pelo grasiento; aunque la mujer que allí se encontraba no pareció importarle y me recibió de forma muy amable.
Sin darme cuenta me puse a contarle mi historia: que me acababan de despedir, que me sentía una inútil, que no encontraba salida.
En fin, empecé a llorar sin consuelo, la pobre mujer me entro dentro de su despacho y me sirvió un té, sin prisas y con una pequeña sonrisa.
Me tome el té en medio de múltiples disculpas, pues la pobre no me conocía de nada y le dije que solo llevaba 1€, si podía darme un amuleto o algo que me ayudase por ese precio.
Me sonrió y miro mi taza de té y me dijo:
-Veo que pronto encontraras trabajo, tal vez no el ideal, pero no decaigas y en casa poco a poco las cosas mejoraran, aunque tienes que hacerte valer y pedir ayuda, tú sola no puedes llegar a todo.
Se levantó decidida y me dio un velón de 7 potencias y me explico cómo utilizarlo.
Agradecida lo cogí, al mirarlo me quede estupefacta, yo solo tenía un euro y valía unos cuantos más; así que tímidamente se lo devolví dándole las gracias y pidiéndole perdón por molestarla tanto.
-Para nada, este es tú velón llévatelo y utilízalo como te acabo de explicar y en el momento que tengas el trabajo vuelve.
Parecía muy segura, aunque yo no tanto; seguí sus instrucciones y al poco tiempo me surgió un pequeño trabajo; no sé si fue el velón, fue la casualidad o fue el ver que alguien confiaba en mí y ello me estimulo, pero encontré un pequeño trabajo.
Aunque le prometí volver, nunca encontraba el día. Al fin 6 meses después un poco avergonzada aparecí a darle las gracias y a pagarle. Pues no me la quitaba de la cabeza.
Al verme no me reconoció (mi aspecto había cambiado y ya no era descuidado) aunque cuando le conté la historia y le indiqué que venía a pagarle como le había prometido y a darle las gracias.
-A mí no me debes nada, te lo di porque quise y lo necesitabas; ahora lo que debes de hacer es cuando sepas de alguien que lo necesite como tú es regalarle uno como hice yo; no es preciso hoy, ni mañana, tú sabrás cuando puedes devolverle a alguien el favor.
Así que me fui sin nada, aunque sorprendida y tranquila; 5 semanas después tendría la oportunidad de agradecérselo devolviendo el favor a otra persona.
Nunca pensé que una extraña sin más me tendiera un cable en un momento de necesidad; me ofreció confianza cuando nadie confiaba en mí; me dio un presente sin conocerme, sin saber si volvería.
Mi vida sigue siendo difícil, pero sigo adelante, trabajo mucho, aunque también he aprendido a valorarme, a amarme; tal vez no fue el amuleto, pero si fue la confianza que depositaron en mí lo que me ayudo a tirar hacia adelante.

Agradezco aquella taza de té que abrió un universo nuevo en mi vida y a aquella mujer que hoy considero mi amiga.

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.
SI QUIERES UN VELÓN 7 POTENCIAS HAZ CLICK EN ESTE ENLACE: velón 7 potencias