viernes, 29 de septiembre de 2017

Emigro de este planeta!!!!!!

Definitivamente creo que tod@s tenemos días así.
Días en los que quieres emigrar al punto más lejano de la galaxia.
Días en los que solo imaginarlos te dan pereza, tristeza, enfado, asco...
No entiendo realmente como un dìa todo puede ser tan perfecto y bello y al otro o incluso al poco rato, todo se vuelve triste y fundido en blancos y negros.
Parece como si una pequeña disputa, fuese una gran guerra; una dificultad de súbito parece una montaña inalcanzable; una diminuta contrariedad, es de pronto el drama más grave jamás contado; una mirada sin sonrisa, es interpretada como una mirada de odio y reproche; un adiós seco o incluso en no saludo, es interpretado como un arrebato de ira y enfado hacia nosotr@s...
Está absolutamente claro, nuestra linda y alocada mente, va a su bola, montando películas sub-realistas por doquier.
Tal vez en algunos momentos si pudiéramos emigrar todo sería más sencillo.
Sin embargo, no hablo de emigrar hacia la estrella más lejana de la galaxia, sino hacia nuestro interior, hacia nuestra estrella interna, donde habita la luz y el amor, donde reside el discernimiento y donde el Ego no habita.

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.


Ritual mágico luna llena



Este jueves es luna llena.
Falta menos para la SÚPER LUNA que llegará en diciembre 
;-)
No obstante la luna llena de este mes, no es menos mágica.
La Luna del Cazador, una luna ideal para salir a recoger lo deseado.
En luna llena podremos seguir este sencillo y mágico ritual.
MATERIAL:

  • *Vela verde
  • *Vela blanca
  • Turquesa (piedra que simboliza la alegría)
  • Cerilla (no mechero)
El mismo día enciende las velas, donde previamente habrás escrito en la parte central hacia abajo, estas palabras:
Vela blanca: Gracias, amor, paz.
Vela verde: la petición sobre lo que tú deseas desde el corazón.
Coloca las velas de la siguiente forma:
En un plato llano (blanco a ser posible), coloca la turquesa en el mismo centro y luego a cada lado de ella con una separación de unos 3 cm coloca cada vela, dejando siempre el cuarzo al centro.
Enciende las velas mientras visualizas la petición y siempre en meditación y tranquilidad.
Deja que se consuman y al día siguiente observa con atención los restos de las velas y si estas han cubierto total o parcialmente la turquesa.
Cuando más cubierta esté mejor augurio nos acompañará hasta la siguiente luna llena, donde esa misma semana regalaremos nuestra suerte/alegría (TURQUESA) a otra persona que queramos. 

* Las velas deben de ser de glicerina vegetal o cera de abeja, pues las convencionales están cargadas de sufrimiento animal.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Tranquil@

Todo el día corriendo, queriendo llegar "a todo".
¿Vale la pena?
Al final de la jornada lo que realmente importa no es si la casa esta perfecta, la ropa toda limpia y ordenada en cajones y armarios, la cocina recogida, el trabajo extra que no terminaste en la oficina terminado, el móvil, correo y wassap con todas las llamadas atendidas...
Al final de la jornada lo que no se hizo esta por hacer.
Al final de la jornada solo importa la sonrisa de tus hij@s, la mirada de tu pareja, las risas con tus amig@s.
Al final de la jornada solo importa lo que te hace sentir plen@❤❤❤❤❤❤❤
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.
 

jueves, 14 de septiembre de 2017

Vuelve al infierno

Esta obra ha sido elegida en el Concurso de relatos" Historias de suspense o terror" de Letras Con Arte y forma parte de la antología que lleva el mismo nombre.

Para esta ocasión se han presentado 1002 relatos y han sido seleccionados 170 para ser publicados. Este es uno de los publicados de septiembre de 2017



En mi recién estrenada viudez estaba tranquila y asimilando la nueva etapa de mi vida; cuando comencé a soñar con él. ¡Juan había decidido no dejarme en paz ni en sueños!
En sueños, intentaba agarrarme pelo, ropa... Cada día dormía peor y temía la noche. Las personas de bien, al ver mis ojeras pensaban en mí, como una desconsolada viuda añorante de su esposo.
Esa noche me agarró por la espalda; pese a estar aterrorizada me voltee y plante cara (sabía que era un sueño). Él respondió con voz cavernosa y arrastrante:
-¡No pienso dejarte en paz, purga mis penas por mi, de ti depende, te atormentare todos los días de tu vida y hoy ya te he cogido!
Desperté asustada y empapada en sudor, deseché todo temor pensando que debía dejar atrás esta locura y comenzar de nuevo.
Ya en la ducha frotando la espalda, la sentí dolorida y creí morir al ver en ella un arañazo que la cubría toda.
Esa noche y las siguientes fueron igual o más terroríficas, temía más el momento de dormir, pasaba las noches chutada de café, intentando no dormir, en cada pequeña cabezada aparecía Juan amenazante.
Aterrada sin rumbo, acudí a la iglesia y en ella vi un altar lleno de velas con un cartel que rezaba: “para las ánimas”. Encendí una de esas pequeñas luces expectante.
Esa noche pude descansar algo, de nuevo apareció en mis sueños.
-¡Maldita zorra! Eres corta hasta para esto ¿tanto tiempo necesitabas para encender una luz? Vuelve de nuevo mañana o te acordarás de mí.
Al día siguiente presurosa acudí y volví a encender la luz, arrodillada y sin parar de rezar, solo deseaba estar tranquila; sin embargo un pensamiento comenzaba a apoderarse de mi mente ¿cómo podía semejante cerdo maltratador, salvarse? ¡Maldita sea, hasta muerto seguía golpeándome e insultándome de forma impune!
Desesperada, me alce, de un soplo extinguí la luz que encendía para él, lo imagine revolviéndose en su tumba, presto a venir por mí, aterrorizada y enagenada apagué el resto de luces encendidas murmurando:

-Juan es el culpable.
Esa noche en sueños apareció Juan furioso, tan cerca que sentía su aliento putrefacto sobre mí.
Alzó su mano sobre mí y... antes de tocarme... decenas de almas se abalanzaron sobre él (las luces que apagué) dispuestas a recuperar su luz y enviarle al averno toda la eternidad.
Ese día volvió donde pertenecía:
Al infierno.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

martes, 12 de septiembre de 2017

Meditación Ho'oponopono del amor



Busca un lugar cómodo, alejado del ruido y de las interrupciones del mundo exterior.
Siéntate, recuéstate, tranquilamente.
 Relájate mientras realizas tres respiraciones profundas.
En cada inhalación toma Luz blanca purificadora y en cada exhalación siente que eliminas todos los problemas, densidades y preocupaciones que hay en nuestro interior.
Visualiza una Hermosa luz dorada, luz sanadora  proveniente de la esencia de la creación, esta entra por nuestra coronilla.
Mientras inhalas esta luz sanadora, permítele descender a través de la cabeza, cuello, hombros, brazos, manos, dedos.
Deja que llene todo tu cuerpo, sigue por el pecho, los pulmones, ombligo, a través de cada órgano del cuerpo, de cada célula.
A través de la ingle, muslos, rodillas, pies, dedos pies.
Deja que esta luz sanadora llene todo tu cuerpo.
Ahora  reten esta luz durante unos pocos segundos, exhala y libérala a través del corazón.
Inhala, retén, exhala a través del corazón.
Inhala, retén, exhala a través de tu corazón.
Sientes como se aquieta tu mente y relaja el cuerpo.
La respiración  comienza a desacelerarse.
Cada vez más tranquila, más relajada…
Sigue visualizando cómo las partículas de luz dorada entran por tu corona y luego se bajan lentamente, sanando todo el cuerpo.
 Mientras experimenta como te embarga una sensación de amor y unidad.
Amor y perdón.
Amor y sanación.
Ahora agradece a tus ancestros todo su bagaje y perdona todas sus faltas.
Gracias a sus vivencias estamos aquí, en este punto.
Agradecemos, amamos y perdonamos.
Recita conmigo:
Lo siento, te amo, gracias, perdóname; lo siento, te amo, gracias, perdóname…
Dilo hasta que sientas paz.

Una vez terminado, sin prisa, tranquilamente comienza a mover tu cuerpo y cuando lo consideres abre los ojos, mientras sabes que esta sensación de paz, te acompañará todo el día.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Perdona, honra

Perdona a la mujer sumisa
Arte: Ellen Brenneman
Perdona a la mujer abnegada
Perdona a la mujer que fue dócil, manejable y subyugada
No supo hacerlo mejor
Las rejas de su jaula, no le dejaron ver el cielo de libertad
Honra a la mujer que te dio la vida
Honra a la mujer que te educo
Honra a la mujer que sacó adelante a su familia
Honra a la mujer que se sacrificó por sus hijos
Honra a la mujer que abrió el camino
Honra  a la mujer que cultivó el campo
Honra a la mujer que horneo el pan
Honra a la mujer que murió por la libertad
Honra a la mujer que se amó y valoró
Honra a la mujer que te amó y valoró
Honra  a todas las mujeres que nos precedieron y abrieron nuestro camino, que fueron fuertes, trabajadoras y obstinadas; sin ellas nosotras seríamos meros objetos.
Hónrate a ti misma, sigue tu camino, no decaigas, no te infravalores; y, sobre todo: ámate.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.


lunes, 4 de septiembre de 2017

Como aprender a visualizar e integrar los símbolos Reiki

FUENTE: https://www.mindalia.com/noticias/visualiza-e-integra-los-simbolos-reiki/
Como aprender a visualizar e integrar los símbolos Reiki
Cuando alguien se adentra en el mundo del Reiki (sobre todo al principio) se frustra si después de la iniciación no logra visualizar el Cho Ku Rei u otros símbolos, sobre todo cuando observa que a las otras personas no les pasa lo mismo.
Solo decir que no todo el mundo tiene la misma facilidad para visualizar y esto no debe de ser un impedimento, como casi todo en esta vida, se puede conseguir con práctica y algún que otro “truqui” fácil.
Lo primero será conseguir una copia en una hoja en blanco del símbolo a integrar en nuestro subconsciente; el símbolo deberá de estar en negro.
Se dice que para crear un hábito, así pues lo ideal sería disponer de 5 minutos diarios durante este tiempo (normalmente en 2 semanas se consiguen los objetivos, pero no hay que agobiarse).
Así pues:
Siéntate en un lugar cómodo, frente a una pared blanca.
Pega en la pared la hoja del símbolo (solo uno, no cambiar a otro hasta conseguir el objetivo deseado con el elegido).
Puedes ambientar el lugar con incienso, velas, música.
Localiza el pulso en tu muñeca con la mano libre.
Cierra los ojos.
Respira profundamente varias veces.
Conecta con los latidos del corazón.
Ahora una vez relajad@ abre los ojos y mira fijamente el dibujo.
Mira al símbolo fijamente a la vez que sigues conectada con tus latidos.
Cuenta 30 latidos y cierra los ojos.
Mantén los ojos cerrados mientras dure la imagen, sin perder la conexión de tu corazón y sus latidos.
Mientras visualices el símbolo repite su nombre hasta que dejes de verlo.
Sigue con los ojos cerrados y disfruta de la música durante unos minutos.
Cuando quieras puedes abrir los ojos.
Repite al día siguiente el mismo proceso, hasta que tengas integrado en tu interior el símbolo.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.


Quiero ser yo

Por una vez necesito que me abraces tú, que me cojas entre tus brazos y me digas que todo está bien. Necesito ser abrazada, dejar de s...