miércoles, 24 de diciembre de 2014

El hada encerrada en un tarro de mermelada

-         ¡Mama, mama, he cazado un hada! ¿Me das algo para tenerla?
Reía y hablaba a la vez y apenas se entendía nada.
-         ¡Qué bien, cariño!
Contesto la madre, sin prestar apenas atención, mientras abría la despensa y le alcanzaba un bote de mermelada vacío y continuaba con sus tareas.
Rosa, con el bote en su mano se fue corriendo con su tesoro.
-         Yo te cuidare y te alimentare y seremos amigas y veras que bien.
Hablaba sin parar.
-         ¡Mama! ¿Qué comen las hadas?
-         Un poco de miel, eso seguro que le gusta.
Le dio la miel y la niña de nuevo se alejo con su pequeño tesoro.
Su madre sonrió, ante la ocurrencia de su hija y pensó que seguramente había cogido alguna mariposa y su imaginación hacía el resto.
Al día siguiente la niña ya no parecía tan feliz.
-         -Mama no ha comido y parece triste.
-         Claro, es normal, las “hadas” necesitan el sol, la luz, las flores, necesitan respirar libertad y encerradas se vuelven tristes ¡Déjala libre!
-         ¡Mama, mama; no; yo la quiero mucho, yo la cuido!
-         Haz lo que quieras Rosa.
De nuevo al día siguiente la niña volvió, aún más triste si cabe.
-         ¡Mama, mama, estoy preocupada! Sigue sin comer y  ya no brilla, esta triste y gris; yo la cuido, le hablo, le digo que la quiero; pero no me mira, no quiere ser mi amiga.
De nuevo la madre le explico la importancia de la libertad de todos los seres vivos y a la final cabizbaja acepto y entre lloros le acerco el bote de mermelada.
-         Ayúdame a soltarla y a decirle que la quiero, que no quería que le pasara nada malo.
Cuando la pequeña le alcanzo el bote de mermelada, la madre se quedo estupefacta. Sin salir de su perplejidad alcazo a balbucear:
-         Si es un hada de verdad.
-         Mama si ya lo sabías.
Durante unos instantes dudo, pensó en quedársela, en hacerle fotos y llamar a la prensa, en ser famosa, en ganar dinero, en…Por suerte el corazón y la conciencia ganaron la batalla al ver esos ojitos tristes, apagados y sin brillo y cogiendo a la niña de la mano salio al jardín y le dijo a su pequeña:
-         Rosa, tú la encontraste, suéltala en el mismo lugar y juntas las dos le pediremos perdón, pues no eras consciente de su dolor, que la libertad era su vida, dile que la quieres y lo sientes.
-         Hada, hadita, la más hermosa, hada de las flores, no sabía el dolor que te causaba ¡Perdóname, vuela alto y vuelve a brillar como cuando te encontré!
La pequeña hada, nos miro con sus pequeños y tristes ojos, miro como se abría el bote y se quedo muy, muy quieta; tal vez temiendo que todo fuese una trampa o tal vez por su tristeza y falta de fuerzas.
-         Hada, hadita, la más hermosa, hada de las flores, no sabía el dolor que te causaba ¡Perdóname, vuela alto y vuelve a brillar como cuando te encontré!
De nuevo nos miro y esta vez me pareció que sus ojos adquirían un brillo especial y muy tímidamente comenzó a asomar, una vez alcanzo el borde, nos miro y abrió sus pequeñas y brillantes alas y las agito sobre los rayos del sol; mágicamente comenzaron a brillar, ella comenzó a recuperar color y de repente en un salto desapareció sobre los rayos del sol.
Rosa rompió a llorar de forma desconsolada, mientras su madre que no salía de su asombro, aún dudaba de si había sido un sueño o una broma de su imaginación.
-         ¡Yo la quería, yo la quería!
Sollozaba la pequeña, mientras mama le acariciaba el cabello e intentaba consolarla.
-         Lo se, aunque los seres vivos no podemos vivir encerrados, morimos de tristeza, necesitamos de nuestra familia y amigos, necesitamos ir donde nuestro corazón nos guíe, has hecho lo que debías.
-         Pero… ¡Ella me odiara, creerá que soy mala! Yo no quería hacerle daño, yo quería…
Poco a poco, casi sin darse cuenta ambas se durmieron en el sillón.
Tal vez fruto del cansancio, tal vez de la emoción, lo cierto es que cayeron en un profundo sueño y  al despertar no sabían si todo había sido un sueño o  había sido realidad; cuando descubrieron el bote e mermelada vacío cerca de ellas; lo miraron y se dieron cuenta que brillaba; su interior brillaba y desprendía rayos de sol.

Y aún hoy muchos años después Rosa les cuenta a sus hijas la historia y estas aseguran muchas noches oír revolotear al hada cuando duermen en su antigua habitación, en casa de la abuela y en un lugar muy especial de la habitación sigue el viejo bote de mermelada, brillando como los rayos del sol al amanecer.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición
Regente de la Herboristería Herbasana de Canals Valencia
Colaboradora en: buenasmanos.com

lunes, 22 de diciembre de 2014

Aprendamos a diferenciar

Aprendamos a diferenciar:
Amor no es dependencia
Amor no es apego
Amor no es dolor
Amor no es sumisión
Amor no es celos
Amor no es inseguridad
Si necesitas a alguien a tu lado para ser feliz
Eso no es amor, es dependencia
Si necesitas ver su teléfono, ordenador...
Eso no es amor, eso es posesión
Si necesitas sentir latir tu corazón de forma acelerada, subir tu temperatura...
Eso no es amor, eso es pasión
Si necesitas a alguien para sentirte feliz
Eso no es amor, es dependencia
El amor no depende
El amor no conoce apegos
El amor no causa dolor
EL amor no somete
El amor no coarta
No busques enamorarte
TÚ eres amor
Busca en tu interior
EL amor es un sentimiento profundo, generoso, sincero

El amor es el deseo de bendecir a tod@s desde el interior de tu alma.
Autora: Rosa Francés Cardona Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición
Regente de la Herboristería Herbasana de Canals Valencia
Colaboradora en: buenasmanos.com

sábado, 20 de diciembre de 2014

El niño sin juguetes

-         Mamá ¿Acaso fui malo?

-         No mi amor ¿Por qué preguntas esto?
-         Yo creo que me porte bien, ayude a sacar la basura, a poner la mesa y saque buenas notas.
-         ¡Claro que si vida!
-         Si es así ¿Por qué Andrés que me pega y se burla de mí en clase tiene muchos regalos y yo no? No lo entiendo ¡Yo quería una play y no ropa; quería esas zapatillas que tiene el primo, no estas tan malas!
¿Cómo hacerle entender a un niño que la magia de la navidad está sujeta al nivel adquisitivo?
¿Cómo explicar que si te portas bien te traerán regalos y si no, no; es un tópico y que hay millones de niños que no tendrán estas fechas nada, por bien que se porten?
¿Cómo decirle que este año bastante hicimos con poder cenar con luz, pues tuvimos que pedir para pagar el recibo?
El mundo se abre a mis pies ¿Qué culpa tiene él de todo esto? Siempre vivimos bien, sin lujos, pero sin escasez; somos trabajadores.
¿Quién iba a pensar que nos veríamos en esta situación? Casi en la calle, sin trabajo con hipoteca…
De repente estas fechas, me recuerdan a nuestro hermoso árbol, el Belén que montaba el peque, los regalos, la cena, las risas…
Nunca me había parado a pensar en los más desfavorecidos, hasta que he sido uno de ellos.
¿Qué culpa tienen los niños?
¿Cómo explicarles que ellos no han hecho nada malo, qué es culpa de la sociedad?
Al final con los ojos llorosos aupé en mis brazos a mi hijo y encendí una vela al lado del Belén de barro que había hecho en el cole.
-         Mi amor contéstame primero tú ¿Qué celebramos estas fiestas?
-         ¡Mama: la Navidad, el nacimiento de Jesús!
-         ¡Muy bien!
-         ¿Y…?
-         ¿Quieres decirme quién era Jesús, era el niño más bueno del mundo mundial o solo era un niño normal?
-         ¡Mama! Era el niño más bueno del mundo mundial, por eso lo celebramos.
-         ¡Cierto! ¿Recuerdas cuántos regalos le hicieron?
-         Si, tres; incienso, oro y mirra.
-         ¡Muy bien de nuevo! ¿Cuántos juguetes?
Se hizo el silencio y no respondió.
-         Ninguno ¿Cierto? Ahora te explico el significado de cada uno de los regalos. El incienso es para recordarnos el carácter divino de Jesús; el oro para recordarnos su realeza y la mirra como recordatorio de su humanidad. Nadie le trajo juguetes, maquinitas ni nada similar; Él nació humilde, pobre si quieres; incluso más que nosotros, pues tú tienes un techo, agua, luz y comida.
El niño me miraba sin saber hasta dónde quería llegar.
-         Tal vez mi historia no te consuele; pero si te hará pensar, si al más bueno del mundo mundial solo le trajeron tres cosas y ninguna eran juguetes ¿Cómo puede alguien tener muchos juguetes? En realidad el verdadero regalo de Jesús no fue los que recibió, sino el que el dio.
-         ¿Qué nos regaló?
Pregunto extrañado.
-         El nos dio su vida y nos dio su amor; ese es el verdadero regalo y el sentido de la Navidad; dar y repartir amor; pero no solo estas fechas: siempre.
-         Pero... ¿Y los regalos
-         Cariño los regalos están muy bien yo quisiera que tuvieses muchos, pues eres un niño maravilloso, pero no son reales, solo son un símbolo de nuestra sociedad consumista ¡tanto tienes, tanto vales! Por suerte esta mala racha nos hace descubrir los verdaderos valores, así que no te disguste ni envidies lo regalos de nadie, solo recuerda el verdadero sentido de estas fechas.
-         ¡Mama!
-         Si, cariño.
-         He pensado que en mi clase Juan tiene los zapatos rotos y últimamente siempre parece triste, vive con su abuela, ya que ya no tiene casa ¿Te parece bien que esta noche le dejes estos nuevos en su balcón? ¿No te enfadarás si lo hago?
En ese momento una lágrima de alegría recorrió mi mejilla, pues al fin y al cabo no estaba haciéndolo tan mal ¿no creéis? 

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

lunes, 15 de diciembre de 2014

SIGUE LAS SEÑALES!

El universo tiene extrañas, duras, difíciles... formas:
De recordarte que tienes más apegos de los que quisieras reconocer.
De hacerte ver que cuándo te crees ser parte del universo, en realidad eres poco más que un bebe en pañales.
Que cuándo te crees a punto de alcanzar el nirvana, sólo has salido del lodo.
¡Cuánto camino por recorrer!
¡Cuántas lecciones que aprender!
¡Cuánto por desprender!
Hasta poder emprender el gran viaje al amor.
Por suerte no estamos solos y siempre podemos encontrar esa mano tendida que nos envía el universo.
Sólo tenemos que descifrar las señales.
Autora: Rosa Francés Cardona


martes, 9 de diciembre de 2014

Amar en una mirada

Alcé los ojos y allí estabas tú
Tan imperfecta
Tan frágil
En ese preciso instante supe:
Que uniendo nuestras
Fragilidades e imperfecciones
Seriamos
Fuertes y perfectos
En ese preciso instante
Comprendí el AMOR

 AUTORA: Rosa Francés Cardona

jueves, 4 de diciembre de 2014

Depresión y aminoácidos

La depresión (del latín depressio, que significa 'opresión', 'encogimiento' o 'abatimiento')
La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que 154 millones de personas padecen depresión en todo el mundo.
Síntomas:        
·        Estado de ánimo depresivo y/o irritable.
·        Disminución acusada del interés o de la capacidad para el placer en todas o casi todas las actividades. 
·        Pérdida o aumento importante de peso.
·        Disminución o ausencia de apetito sexual.
·        Insomnio o hipersomnia. 
·        Agitación o enlentecimiento psicomotores. 
·        Fatiga o pérdida de energía casi cada día. 
·        Sentimientos de inutilidad o de culpa.
·        Dejadez en la higiene personal. 
·        Disminución de la concentración.
·        Disminución de la capacidad de tomar decisiones
·        Pensamientos recurrentes de muerte.
Esta puede estar influenciada entre otras causas como son los factores psicológicos, por una alteración bioquímica de los neurotrasmisores de la célula.
Esto no solo es una hipótesis, esta demostrado por los resultados favorables que se obtienen al suministrar al/a paciente determinados aminoácidos.
Si bien sabemos, hay 2 tipos de aminoácidos: esenciales y los no esenciales.
Los que el organismo produce de forma natural y los que deben de introducirse a través de la dieta.
Los que podríamos destacar como que causan más problemas al SNC debido a su carencia serían el L- Triptófano, fenilalanina y L- metionina.
L=Triptófano: es un aminoácido esencial,  que se convierte en serotonina; ayuda a inducir el sueño de forma natural, reducir ansiedad y su deficiencia puede causar depresión. (No debe de utilizarse junto a tratamiento de antidepresivos y/o tranquilizantes).
L-Fenilalanina: es un aminoácido esencial, este actúa como neurotransmisor y posee una acción antidepresiva, ayuda a mejorar la memoria y la actividad mental. (No debe utilizarse si se toman fármacos inhibidores de la MAO, sin la prescripción de un profesional cualificado).
L- Metionina: es un aminoácido esencial que sintetiza la molécula SAM y que  ha demostrado ser beneficiosa en el tratamiento para la mayoría de depresiones; logrando una mayor actividad de los receptores cerebrales y los neurotransmisores que mejoran el ánimo. (No debe utilizarse en caso de depresión maníaca, sin la prescripción de un profesional cualificado).
La información aquí publicada tiene un carácter meramente informativo, en ningún momento quiere ni puede sustituir la visita al médico o terapeuta adecuado.

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.