Raíz del Traidor – Raíz del diablo



Por el poder que tenía en los siglos pasados de convertir los líquidos en el color de la sangre su uso estuvo asociado durante muchos años a mitos mágicos y religiosos. Su carácter curativo se atribuía a fuerzas divinas.


Se le atribuyeron hechos diabólicos, ya que era una planta que por sus características esenciales ponía rojo cualquier líquido y fue una de las plantas que quedó incluida en el mundo oculto de la magia, brujería y superstición.La Inquisición la prohibió por considerarla una planta diabólica, a la que denominaban “La Raíz del Diablo”.En la época medieval se utilizaba por los druidas la maceración en aceites vegetales de la raíz de la planta Alkanna Tinctoria en la cicatrización de las heridas abiertas y para el tratamiento de quemaduras.

En el año 1600 aproximadamente, se vuelve a recuperar la planta. Fue en la zona de Castilla-La Mancha y sobre todo en las provincias de Guadalajara, Cuenca, zona de Madrid y Soria, donde se hacían grandes calderos de aceite con raíz dejada en maceración.Las cualidades, así como su preparación, fueron transmitidas de padres a hijos, de generación en generación por la familia “Carrasco” de Ibros (Jaén).


Se le atribuyen diferentes propiedades aliviantes y curativas aplicable a:


Eczemas, hongos, manchas, granos de cutis y espalda, hemorroides, escoceduras de niños, grietas en la piel, varices ulceradas, psoriasis, acné, herpes, cicatrizante de heridas, quemaduras.
Es además, un bronceador de efectos sorprendentes y de protección similar a los de índice 5 que existen en el mercado. El aceite evita la peladura de la piel cuando se ha utilizado como bronceador natural. Es en el fondo un estimulador natural de la melanina.
Tiene una importante utilidad para el tratamiento local de hemorroides, aplicándolo después de un concienzudo lavado de la zona.


Para uso cosmético, se recomienda abrir bien el poro antes de su aplicación, con vapor u otros medios, sobre todo en el caso de acnés (sólo utilizar en cutis secos o mixtos).


Composición:


Aceite de Germen de trigo, Aceite de Sésamo, Aceite de Almendras, Aceite esencial de espliego, Alkanna Tictoria (Raíz del Traidor)
Modo de empleo:


Aplicar en la zona deseada de 3 a 5 veces diarias durante 15 días ininterrumpidos, después una vez semanal como prevención.
Encontrar el ungüento es fácil en este enlace 

Por Rosa Francés Cardona Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición Regente de la Herboristería Herbasana de Canals Valencia
Colaboradora de La Costera Digital y enbuenasmanos.com
http://herboristeriaherbasana.es