Nutrición & deporte I

NUTRICIÓN EN EL DEPORTE
Las primeras referencias que se encuentran relacionando rendimiento deportivo y dieta datan de la antigua Grecia; en estos escritos se resaltan las diferentes formas de alimentarse los que participaban en las competiciones deportivas, así como ”pócimas” secretas, que hoy podríamos denominar ayudas ergonómicas. Todo esto sería posteriormente copiado por los romanos.
Tras la caída del imperio romano, todos estos conocimientos fueron olvidados y no ha sido hasta finales del siglo XIX cuando se han empezado a relacionar de nuevo alimentación-rendimiento.
Hoy se ha demostrado de forma científica y es de vital importancia; tanto que se le denomina “el entrenamiento invisible”.
Todo deportista se considera una persona sana, sin embargo solo un pequeño grupo se preocupa y se da cuenta de la tremenda importancia de un buen entrenamiento, junto con una dieta adecuada y unos complementos sanos; solo juntando todos los factores se obtendrá el rendimiento adecuado.
Hoy sabemos que es necesario asegurarse de tener todos los nutrientes que el organismo necesita para obtener un rendimiento óptimo.

CUESTIONES A TENER EN CUENTA (deportistas genéricos):
  • Conocer el estado físico y peso del deportista
  • Saber que deporte se va a practicar
  • Control hídrico correcto (electrólitos, glucógeno, nutrientes)
  • Evitar restricciones dietéticas
  • Evitar alimentos con mucha fibra en la comida de antes de la competición
  • Seguir una dieta variada
  • No abusar de grasas ni proteínas antes del deporte
  • Eliminar la comida basura (fritos, alcohol, precocinados…)
  • Si la competición es larga llevar alimentos como zumos naturales, fruta o cereales.
  • Descansar lo suficiente

Comentarios