EL FILTRO DEL AMOR

Corren tiempos difíciles.
L@s profetas, iluminad@s, charlatanes… abundan por doquier; denuncian, prometen, piden, hablan, anuncian…
Y yo cada día estoy más confundida; lo que antes me parecía cierto, real y verdad absoluta… hoy se desmonta cual castillo de naipes.
Las enseñanzas de mi niñez, no me sirven; no contestan a mis preguntas, no llenan mi vacío.
Leo, busco, escucho, aprendo, inquiero, devoro información…
Cada cual parece tener su verdad, su razón… Sin embargo no parece ser la mía.
Cada día más, en mi mente una idea toma forma:
“Pásalo todo por el filtro del amor”
Tal vez te parezca tonto, pero el amor verdadero no daña, no grita, no es egoísta, no entristece, no duele, no es falso, no grita, no abandona, no destruye; el verdadero amor es hermoso, ayuda, trasforma, alimenta…
En definitiva el verdadero amor se nutre de nuestra alma y nace dentro de nuestro ser.
Por lo tanto si pasa este filtro, seguro que estamos utilizando nuestra mente y nuestro corazón de forma correcta y con ello nutrimos y alimentamos a nuestro cerebro de verdad.
Así pues:
“Pásalo todo por el filtro del amor”

Y sabrás que estas actuando de forma correcta.

Comentarios