viernes, 31 de julio de 2015

No medites, haz de tu vida una meditación.

No medites, haz de tu vida una meditación.
Esto no quiere decir que vivas como un/a monje/a, solo quiere decir que aproveches mejor tu vida.
La meditación nos ayuda a parar; como cuando te paras ante un stop y miras hacia ambos lados antes de volverte a poner en marcha; así haces con la meditación; paras, observas, conectas, aclaras ideas y finalmente actúas.
Con el tiempo adquieres una exquisita capacidad de adentrarte en la profundidad de tu ser en cualquier lugar, incluso en medio de un campo de futbol o un concierto. Y es desde la calma y la paz interior donde se toman las decisiones más sabias. Si piensas y actúas conforme sientes lograrás la felicidad.
Pero…
¿Cómo conseguir ese estado meditativo?
Hay un montón de técnicas perfectas para aprender a meditar, un millón de posturas, de mudras, de rituales… Todos excelentes y válidos, tanto en cuando a ti te valgan.
Esto no quiere decir que este en contra de practicar ninguna de ellas; más bien al contrario, a mi me encantan y practico alguna de ellas, por ejm. el yoga, ponerme en mi rincón con mis velas y mudras y meditar... Esto solo quiere decir que hay que llevar a la meditación al siguiente nivel, que es integrarla en nuestras vidas, que es hacer de ella una forma de vida.
Sin embargo todo es muy sencillo, tan sencillo como detenerte y mirar dentro de ti mism@, en ese preciso instante ha comenzado la meditación.
Es importante hacer de tu vida un momento y este solo es uno: EL PRESENTE. Mientras meditas te liberas de tu pasado y del futuro. Con ello eliminas miedo, dudas y ansiedades.
Vuélvete de nuevo un/a niñ@.
¿Recuerdas temor por lo que sucedería en un futuro o guardabas rencor días después de pelearte con tus amig@s en tu infancia? En realidad no pensabas mucho en el futuro, ni guardabas rencor a tus compañer@s de juego al día siguiente o en poco tiempo volvías a jugar sin prestar importancia a esa pelea. Eso es lo que debemos recuperar de nuestr@ niñ@ interior: el momento presente.
Y es en ese momento cuando comienza nuestro viaje a nuestra vida interior.
Sin juzgar, sin falsedad, sin mentiras.

Desde el amor, la verdad y el perdón.

AUTORA: Rosa Francés Cardona (Izha)
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición
Regente de la Herboristería Herbasana de Canals Valencia
Colaboradora en: buenasmanos.com

No hay comentarios: