martes, 28 de julio de 2015

Curar las heridas del alma

Me gustaría encontrar un pensamiento, una palabra, un pequeño gesto...
Que curara todas mis heridas del alma.
Ésas que crees que están curadas, que has olvidado, que has perdonado y sin embargo pequeños gestos te recuerdan que aunque intentes ignorarlo las cicatrices siguen y duelen.
Estas veces se responden con dolor, intentando que el otr@ sepa como te sientes, sin embargo no te detienes y dices:
Perdón!!!! Te hable así, pues me siento aún mal, por lo que paso y sé que no debería; sin embargo pasa.
Si todo fuese tan sencillo que se pudiese resumir en un solo consejo!!!!
Si todo fuese tan fácil, como cerrar los ojos, respirar y seguir!!!!
A veces me pregunto:
¿Cómo he aguantado tanto?
¿Cómo he pasado por tanto? 
Mis heridas duelen y alguna vez me detengo y me las lamo hasta conseguir esa especie de dolor placentero, que te reconcome.
Cuando todo es tan sencillo como darse cuenta que nada es real, que todo es como nosotr@s pensamos y que así también podemos cambiar.
Creo que ha llegado el momento de dejar de lamer y lamer y reconfortarme en mi propio dolor.
Creo que ha llegado el momento de ser solo Yo.
De amar, de ser feliz y de conquistar mis miedos.
De ser responsable de mis actos.
De esforzarme por todo aquello que realmente me llene el alma.
De poder decir No.
De apartar de mi lado quien no me hace feliz.
Ha llegado el momento de practicar el egoísmo saludable, es decir de amarme. 



Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

No hay comentarios: