martes, 22 de marzo de 2016

Adios, mi amor!!!!!

Mientras mantiene su mano entre la mía parece que el dolor se diluye siendo elevado al viento, mientras su hueco es llenado por los recuerdos.
Por una extraña razón sólo recuerdo las cosas hermosas, constriño los ojos fuertemente para intentar recuperar las imágenes de dolor, soledad, enfados, gritos...
-Cariño ¿te duele? Dice Pedro ante mi gesto.

Esas palabras de preocupación, suenan amorosas ante mis oídos y me vuelven a vincular con los hermosos recuerdos, alejando los desagradables.
¡47 años juntos! toda una vida y aquí está pegado a la cama del hospital sin que la niña consiga llevárselo a casa.
Sabe que cada momento puede ser el último y se niega a soltar mi mano, yo estoy agradecida por ello aunque no pueda decírselo; me gustaría que nunca la soltase y que esta sensación de calidez y amor que siento en estos instantes no desapareciese jamás.
Pensando en ello rememoró la primera vez que me beso, aquel beso medio robado en el cine y al que respondí con mil más.
A aquel día cuando nació nuestra preciosa hija y besándonos no dejábamos de acariciarla, pensando que era imposible que pudiéramos crear un ser tan perfecto.
Aparece también la imagen de nosotros ante el día que decidimos pasar la vida juntos.
Cuando Pedro superó aquel tremendo cáncer que tanto le hizo luchar y celebramos la bienvenida de la vida.
Así se suceden las imágenes y sensaciones sin parar.
-Pedro, no me sueltes! 
Llego a murmurar, una sensación de vértigo me embarga.
Siento miedo, no quiero que me suelte nunca, sin embargo sé que ha llegado el momento de ello.
-¡Debo de irme ya, amor
Susurro.
Pedro; llora y niega sin consuelo al mismo tiempo que la "niña" se acerca y nos abraza.
Siento como se me va la vida ¿se me va, o...? 
Pedro besa mi arrugado rostro y lo mancha con sus lágrimas, cuando nuestros labios se unen de nuevo sé que es el momento.
Mis dos amores están a mi lado en estos momentos, ahora solo me preocupa Pedro, aunque sé que nuestra hija estará a su lado.
No estoy triste, el miedo se ha alejado; sólo siento el amor.




Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

No hay comentarios: