Trabajemos el ego


ARTÍCULO PUBLICADO EN:
http://www.mindalia.com/noticias/trabajemos-el-ego/

Trabajemos un poco el EGO
A tod@s nos gusta el reconocimiento, sin embargo con el tiempo aprendemos que  no es lo verdaderamente importante.
Más importante es ser coherente con nuestros pensamientos; que el aplauso externo.
Yo/tú/él... podemos ser la caña: con nuestras palabras, con nuestro don de gentes, con nuestra puesta en escena...
Sin embargo, si nosotr@s mismos rascamos un poco la superficie  y vemos que dentro no hay concordancia... de nada nos sirve el aplauso, el dinero, el reconocimiento...
El Ego cumplía una misión antiguamente, que fue la de la perpetuación de la especie (el ego más fuerte es el dominante y el que sobrevive) hoy esta función está obsoleta; con lo que el ego esta algo confundido y se aferra a las cosas materiales, las posesiones, la belleza y sobre todo a un "nuevo sentido" el de sentirse importante.
Incluso muchas veces lo encontraremos disfrazado de espiritualidad y crecimiento "puro", sin embargo con el discernimiento y arañando en la superficie podremos ver si su origen es terrenal (ego) o espiritual (amor).
En realidad el ego cumple una función meramente superficial. Ninguno de sus logros son realmente permanentes y trascendente como nuestra verdadera esencia que es el amor puro.
Al ego le encanta todo lo complicado: filosofías complicadas, mensajes milagrosos complejos, rituales difíciles, técnicas especiales que le darán la paz y la curación… Todo lo que le sirva para descargar en los demás su trabajo, su culpa por no encontrar la respuesta…
Al ego le encanta el protagonismo y el aplauso; al ego le encanta superar a los demás, que no es lo mismo que la superación;  el ego se identifica con el cuerpo, no con la esencia.
Seguramente si sigue con nosotros después de tantos siglos, seguirá teniendo un papel importante en nuestra evolución espiritual y tal vez su papel sea el de ser el muro a escalar para llegar a la meta.
Recuerda que las armas con las que podemos luchar las tenemos al alcance y son:
Discernimiento y amor.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

Comentarios