Taller: Practicando la gratitud III

Esta semana cuando me dirigía hacia el trabajo mi coche no arrancó; en realidad suelo ser de las personas a las que no les gusta madrugar y aprovecho hasta el último segundo de vagueo en la cama.
Sin embargo ese día sin ningún motivo aparente había salido 10m' antes hacia el trabajo, cuando el coche se negó a ponerse en marcha.
Después del enfado inicial y durante el trayecto a pie, me percate de varias cosas:
Cosa rara, había salido antes de lo normal de casa.
Pese a ser invierno, hacía un sol radiante que acariciaba mi piel, haciendo del trayecto un breve paseo.
El pobre coche no había puesto ningún impedimento para mover a las 7;30 de la mañana, que es cuando mi hijo va al cole con su padre, cargado con una mochila que pesa lo indecible y cuando aún es de noche y hace frío.
Durante el camino aprovechamos para charlar sin prisa mi esposo y yo.
De paso hice algo de ejercicio jejeje.
Y sobre todo agradecí al vehículo que todos los días del mundo me transporta y me protege del frío, lluvia...
En fin, algo que parecía tremendo se había convertido en algo hermoso.
Creo que en esto radica el poder de la gratitud; en poder disfrutar de los momentos que en un principio parecen complicados y encontrar un motivo para dar las gracias por algo que tal vez todos los días tenemos y no sabemos agradecer.
Seguramente necesite carecer de él, para darme cuenta de su valor.
Y esto solo es un objeto; imagina las situaciones, las personas que cada día están en nuestra vida y a las que tal vez no damos la suficiente importancia; imagina si por un momento no estuviesen ¿Cómo sería tu vida sin ell@s? ¿Tu hij@, tu herman@, tu compañer@ de trabajo, tu maestr@...?
¿Has pensado lo que hacen en tu vida, lo que les necesitas?
Tal vez pienses que no necesitas a nadie, pero todo es tan simple como ir a comprar, estar enferm@... ¿Si no estuviese la persona que hace y vende el pan? ¿Si tú médic@ no hubiera estudiado que pasaría cuándo enfermases? ¿Qué comerías si el/a agricultor/a no madrugara cada día para abonar, regar, cosechar...? y así sucesivamente.
Aquí es cuando entramos en el paso 2 "Vivir la gratitud desde el interior, al percibir como esta cambia nuestra vida exterior". Hasta el día de hoy el paso 1 todos los conocemos, nos educaron nuestros padres, abuel@s y maestr@s en el; en dar las gracias cuando alguien te hace un favor, te sirve la comida, te cede su asiento...
¿Cómo comenzamos a vivir la gratitud desde el interior?

Podemos aprovechar las pausas para distinguir los pequeños detalles: el reflejo de la luz sobre un cristal; el color de un pelo que nos parezca hermoso; el placer de oler por unos instantes un café/té antes de tomarlo, el saborearlo sin prisa; escuchar los sonidos, hasta los cuasi inaudibles de una habitación, parque, ciudad...; oler la comida y tomarla disfrutando cada bocado; disfrutar de un beso, abrazo, caricia...
Esto tan sencillo y básico forma parte de los placeres de la vida, sin embargo de forma casi imperceptible vamos borrándolos de nuestra vida, dejamos de prestarles atención; pues estamos demasiado ataread@s, inmersos en este mundo de prisas, tensiones y problemas.
Así que ahora detente y piensa cuán afortunad@ eres de poder: ver, comunicarte, escuchar, palpar, saborear, oler, andar... ¿Eres consciente de cuánta gente no puede hacerlo? Si puedes hacer todas estas cosas eres un/a privilegiad@ y si solo puedes hacer alguna de ellas también.

Me gustaría que meditases sobre ello y esta noche y durante toda la semana al acostarte pensases en al menos 3 cosas buenas, logros, éxitos, que hayas conseguido durante el día; no necesitas haber escalado el Everest, ni haber descubierto la cura de ninguna enfermedad para estar contento con tus logros; hay muchas cosas importantes sin las cuales nada sería igual sin ti (recuerda al panadero o al agricultor; sin ellos no comeríamos). Este sencillo y pequeño ejercicio nos ayuda a ver que el día ha valido la pena y proporciona sensación de satisfacción y tranquilidad antes de dormir.


Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

Comentarios