sábado, 26 de diciembre de 2015

Cómo nacen las hadas?


Todos o casi sabemos cómo mueren las hadas:
Cada vez que alguien dice que no cree en ellas, una cae fulminada de inmediato.
Pero ¿sabes cómo nacen?
Cuenta la leyenda que en un rincón del Universo esta todo el polvo de estrellas que excedió de la creación y que este junto a una pizca de ilusión, una cucharada de magia y un puñado de amor es capaz de crear un hada.
Una vez comienza el proceso de creación, la pequeña hada viajará a través de las galaxias; cruzará estrellas y planetas hasta llegar a la tierra; ella, aún en forma de energía cósmica será depositada suavemente en una nube, donde anidará hasta que por fin sus alas sean capaces de volar y junto a la primera lluvia será depositada sobre el más espléndido arcoíris, una vez allí todas juntas, jugando y riendo pasarán por todos los colores y en sus alas quedarán impregnados los que correspondan a su misión.
Después del proceso de transformación descenderán todas como en un tobogán por el arcoíris hasta la tierra de los duendes leprechauns, donde serán cuidadas hasta poder cumplir su misión.
Por desgracia la lluvia ácida, la falta de amor e ilusión ponen en peligro esta especie mágica, que poco puede hacer por sobrevivir sin nuestra ayuda.
Así pues no tengas vergüenza de afirmar que crees en ellas.
Cierra muy, muy  fuerte tus ojos y piensa en una hermosa hada con alas de colores brillantes y di:
-¡Yo creo en las hadas, yo creo, sí, creo! ¡Yo creo en las hadas, yo creo, sí, creo!
Por suerte polvo de estrellas hay a rabiar.

Solo necesitamos añadir la ilusión y el amor, pues la magia acudirá de inmediato.

No hay comentarios: