miércoles, 12 de julio de 2017

Meditación de la madre

FUENTE: https://www.mindalia.com/

Cierro los ojos y me dejo llevar por la música*.
Vuelvo hacia mi interior.
Recuerdo mi juventud, mi adolescencia y mi niñez.
Vuelvo hacia mi interior.
Vuelvo hacia dentro de mi ser.
¡Pum, pum, pum...! 
Suena de manera acompasada, lo que yo hoy identificó como el sonido de un corazón.
¡Pum, pum, pum...!
Me relaja ese sonido, me duerme y me apetece seguir escuchando, de lejos escucho rumores, voces, ruidos...
A veces me asustan, sobre todo si el sonido del corazón de mamá se acelera, pero poco a poco vuelve
¡Pum, pum, pum...!
Se relaja, suena tranquilo y amoroso
El agua es mi amiga, me recuerda a un mar que aún no conozco, pero tienen el mismo sonido envolvente y relajante los dos.
A veces noto una caricia, una palabra, que se que es para mi, que suena a amor y es tierna y cálida.
¡Pum, pum, pum...!
NO quiero dejar de sentir esa tranquilidad, esa sensación de amor y seguridad.
Sé que cuando abra los ojos me acompañará
Y cuando vuelva a ver a mi mamá, le sonreiré de forma pícara, como quien guarda un secreto que solo nosotras dos sabemos. 
El secreto de su amor interior.
*Música aconsejada: LA BENDICIÓN DE TU MADRE

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

No hay comentarios: