jueves, 16 de febrero de 2017

Recuerda quien eres

Heme aquí:
Mujer, fuerte, valiente, independiente, capaz, autosuficiente, inteligente e individualista.
Toda la vida siendo la más fuerte e independiente.
Siempre adelante, sin decaer, ni en las más duras batallas.
Y me olvide de lo más importante.
Me olvide de quien soy realmente; no de lo que soy, que acabo de decirlo; sino de lo quien soy de forma innegable y de lo que tú eres también.
Soy, eres y somos:
Amor.
Y lo olvidamos, nos creemos que podemos con todo, que la vida es una lucha constante, que vencen los más fuertes y los más valientes.
Y resulta que esto es solo una falacia.
Somos amor, Amor en mayúsculas, amor elevado a la más alta potencia.
Y recordando quienes somos en verdad:
Nada necesitamos, pues nada nos falta.
Nada queremos, pues todo lo tenemos.
Nada anhelamos, pues todo lo somos.
Solo debo/debes/debemos depositar nuestra mirada y confianza en Él.
Olvide que la única forma de vencer esta batalla no es luchando, ni siendo la más fuerte y valiente; la forma singular de vencer esta batalla es dejándote ir, abandonándote a Él, dejarte llenar de amor, olvidarte de todas las supuestas batallas en las que estás envuelto y viviendo desde el amor.
No pasa nada si tropezamos, si nos equivocamos, si olvidamos...
Solo cerramos de nuevo los ojos, respiramos y nos dejamos inundar de su amor de nuevo.
Enjuaga tus lágrimas de culpa y sonríe a la vida y el amor, pues eres hijo de el.
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.


No hay comentarios: