lunes, 27 de febrero de 2017

Despertar a la alegría Ho'oponopono

Este mes dedicaremos el círculo de ho’oponopono al:
Despertar a la alegría.
Hay ocasiones en las que no nos permitimos la licencia de sonreír, nos parece hasta un delito, una frivolidad que no nos podemos permitir.
Incluso seguramente, si ante una dificultad/problema/prueba vemos a alguien sonreír, tal vez nos sintamos ofendidos.
“¿Con la que está cayendo y se ríe? ¿De qué va est@? ¿Qué se piensa est@?”
¡Y no somos conscientes del poder de la sonrisa y de su antónimo!
La sonrisa se contagia; la mueca de amargura también.
La sonrisa aligera las dificultades; la mueca melancólica, las vuelve más pesadas.
La sonrisa limpia la mente de malos pensamientos; la mueca de pesar, enturbia la mente de ideas vanas, carentes de sentidos y vacías de significado.
Así pues no te disgustes si ves sonreír a alguien en medio de la tormenta; devuélvele la sonrisa y tiende tu mano, entre los 2 formareis la balsa de rescate.
Sé que es difícil sonreír en muchas ocasiones, solo hay que intentarlo.
No temas sonreír: la sonrisa te abraza en la distancia, se entiende en todos los idiomas, la sonrisa autentica es imposible de fingir, la sonrisa se contagia, ante una sonrisa el enfado se diluye, una sonrisa es equiparable a un antiinflamatorio cuando alguien se siente mal, una sonrisa hace llevaderas las dificultades.
Te presento un pequeño ejercicio de ho’oponopono para ello:
Cierra los ojos.
Respira profundamente 3 veces.
 Evoca los momentos más felices de tu vida mientras sonríes.
Durante unos instantes déjate inundar por las emociones y las sensaciones agradables de estos pensamientos.
Ahora piensa en lo que en estos momentos te saca de tu centro y mira las sensaciones tan diferentes que te producen.
Vuelve a respirar hondo y pronuncia con una sonrisa (aunque sea forzada):
“Padre/Madre/Creación/Universo/Dios (utiliza la palabra que te haga sentir más cómod@) Lo siento, te amo, gracias, perdón”
Dilo hasta que sientas que estas emociones comienzan a cambiar.
La paz poco a poco volverá a instaurarse en tu interior.
Ahora visualiza la Tierra con personas sonrientes, sobre todo en aquellos países donde sabes que hay sufrimiento y/o dificultades.
Durante unos minutos proyecta paz y amor sobre ellos y sobre ti mism@.
Imagina una mariposa dorada gigante volando sobre el mundo y dejando una estela a su paso, de la que se desprenden las palabras:
“Lo siento, te amo, gracias, perdón”
Una vez conseguido, da las gracias por ello al: Padre/Madre/Creación/Universo/Dios
Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.
Aquí tienes el audio de la meditación:
http://www.ivoox.com/meditacion-alegria-ho-oponopono-audios-mp3_rf_17247021_1.html

No hay comentarios: