viernes, 21 de marzo de 2014

Salir del armario?

Lo mires como lo mires, las chicas siempre estamos más monas ;-) (es broma), aunque todos seamos matrimonios o esposos o esposas (cosa que me parece genial). 
A mi ahora, me encanta decir: "mi pareja”, aborrezco la palabra esposo/a conlleva un significado de posesión, al que me niego
Pues, no me considero SUYO, ni a él MÍO; lo considero mi compañero, mi pareja.
Ya que opino que no pertenezco a nadie y nadie me pertenece; juntos un día emprendimos un camino y juntos lo seguimos; de la mano, con nuestra personalidad diversa y diferente. 
Nos complementamos y valoramos, con respeto y amor.
Y sinceramente el sexo de la persona con la que cada cual comparte su vida solo les incumbe a ellos.
Por mi no es necesario "salir del armario" o autodenominarse gay, lesbiana, hetero, bi…
A mi modesta opinión, con quien se acuesta cada cual es solo cosa de el/la.
Para mi todos somos: HUMANOS

Y eso debe de estar por encima del sexo y orientación sexual de cada cual.
El amor, la humanidad, el respeto, la felicidad, la amistad...
Todo ello esta por encima de denominaciones y banalidades; todo ello es universal y es demasiado grande, hermoso y perfecto como para querer englobarlo en denominaciones.
Ama y se amad@

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

2 comentarios:

Tina Ybáñez dijo...

"Nos enamoramos de almas, no de genitales". deia no se qui en una serie de la tele (alguna volta diuen algo de trellat).

Rosa Francés Cardona dijo...

Tina Ybáñez tens tota la raó