martes, 28 de noviembre de 2017

El pasado siempre vuelve????


Artículo publicado en: https://www.mindalia.com/

Hay días que sin avisar vuelve aquello que en el pasado te turbó y saco de tu centro, vuelve con una fuerza inmensa intentando arrastrarte en su caída hacia el abismo, intentando abrazarte con su lodo y ahogarte en él.
Sucede de forma imprevista; es así como suele operar; con la única intención de pillarte desprevenid@ y hacer tambalear todo tu mundo. Busca descolocarte, descentrarte y sobretodo busca atraparte de nuevo en “su pasado”.
Si te dejas llevar por la inercia te envolverás en esa locura fangosa y angustiosa.
¿Qué puedes hacer?
¡Si realmente lo que te apetece es: gritar, llorar, contar tu verdad, huir, desmentir…!
Pero sabes que si lo haces te atrapará de nuevo, pero… también sabes que si no lo haces:
-“Se saldrá con la suya”.
-“Continuará la mentira”.
-“Me desprestigia y yo no soy así”.
-“La gente creerá sus mentiras sobre mi”.
En realidad lamentablemente, todo este diálogo es parte del ego, que te manipula para arrastrarte al pasado y alejarte de la paz del presente.
En vez de escuchar el martilleo incansable de tu mente, ten la suficiente entereza para detenerte por unos instantes y decidir no entrar en el juego del ego: retírate solo a respirar, mira frente a frente tus sentimientos, sensaciones, pensamientos (no intentes analizarlos, juzgarlos, culparlos, disculparlos…) solo permítete sentir, respira hondo y sigue observando.
Al ego le encanta ser el protagonista de la película, ser el más de más; más bueno, más dañado, más dolido, más víctima, más solidario…

Así pues una vez observado tus sentimientos, no le des gasolina al ego y sigue tu vida; cuando lo logras tu verdadero ser lleno de amor, rebosará de paz y en ese preciso instante los fantasmas del pasado que buscaban atormentarte se difuminarán hasta perder el protagonismo.

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

No hay comentarios:

¿Las compresas y tampones pueden ser perjudiciales?

¿SABÍAS QUÉ: Las compresas y tampones pueden ser perjudiciales? Esa pregunta se la debería de hacer toda mujer, alguna vez en su vida...