viernes, 16 de junio de 2017

MEDITACIÓN: sanación ancestras

Honremos a nuestras ancestras (aunque no sea académicamente correcta la denominación), a las que nos dieron la vida, las que nos amaron, nos dieron alas, nos educaron, nos abrazaron, acogieron en sus entrañas... Honremos también a las que no nos desearon, nos negaron, nos cortaron las alas, nos despreciaron, no supieron amarnos...tal vez debamos honrarlas incluso más, honremos a esas que no deseamos nombrar, por su camino llegamos nosotras a este.
Estancar las memorias de dolor no nos beneficia y esto es lo que logramos al presentar reticencias a honrarlas.
Estamos unidas a través de lazos energéticos y pretender romperlos en caso de familiares no sería lo correcto, la mejor opción posible es sanear estos lazos a través del perdón y la aceptación.
Sería hermoso lograrlo, si conservas una foto, una prenda, algo de esta persona en la que sientes que no vibras/rechinas, cógela y prepara este sencillo trabajo.
Prepara un altar con incienso (el que más te guste) una vela morada (transmutar).
Siéntate en tu postura habitual de meditación.
Haz varías respiraciones conscientes y serenas.
Serena poco a poco tu mente.
Al inspirar recoge la energía celeste y terrestre y dirígela hacia el corazón.
Imagina como este se llena de energía sanadora y amorosa.
Expándela a todo tu cuerpo, hasta que esté llena de luz.
Imagina esa luz de amor y sanación como atraviesa tus órganos, tu piel y sale llegando hasta tu aura.
Una vez el aura esté luminosa, toma contacto con la persona, si tienes algo de ella tómalo o tócalo con tus manos.
Imagínala como el ser de luz que en verdad es, sin juzgar, ni poner trabas, cada vivencia forma parte de su evolución y no es para nada, nada personal.
Perdona sus acciones, perdona tu visión y tus sentimientos hacia ella.
Visualiza la conexión que existe entre ambas.
Visualiza el lazo energético* que os une y envía amor, perdón y sanción hacia el.
Es posible que se deba de repetir esta meditación varías veces, hasta que sintamos que la sanción ha llegado; que podemos hablar del tema sin que nos oprima el pecho, sin sentir miedo/rabia/dolor; y sobre todo sabremos que es efectiva cuando podamos nombrar a la persona con amor.
*El lazo energético de unión es posible que las primeras veces se visualice feo, roto, deformado o casi inexistente; es algo normal, conforme se repita la meditación este lazo irá cambiando de aspecto.

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

No hay comentarios: