miércoles, 20 de marzo de 2013

¿Crees en las hadas?


Con una semi-sonrisa dijo:
- ¿De verdad crees en hadas?
No pude menos que  apreciar su ironía. Y con otra sonrisa conteste:
-¿Acaso tú no?
Esta vez la semi-sonrisa, se volvió, no sonrisa, sino simplemente carcajada.
-Por Dios ¿acaso eres una niña?
- No, creo que no. Conteste
-Simplemente opino, que creer en seres mágicos, hermosos y generosos es un don, no algo infantil, ñoño o tonto.
-Por cierto- Espete- ¿Tú en que crees? ¿Crees solo en lo que ves, en lo que está demostrado?
-Faltaba más. Contesto airadamente.
-Entonces explícame: ¿Cómo puedes creer en el amor, la bondad, la pasión, en todas las fortalezas y debilidades humanas? ¿Acaso las ves?
Entonces  con otra gran sonrisa contesto:
-No las veo, pero las siento, no es lo mismo, no intentes liarme con tonterías.
-Pues yo – Conteste- cuando cierro mis ojos, las veo y las siento; creo en las hadas, creo en la magia, creo en un mundo mejor, sin maldad y mucho más bello. Pienso que si cerramos nuestras mentes a la fantasía, las cerramos a creer que todo puede cambiar, que todo puede mejorar, por ello solo te puedo decir que quiero seguir creyendo en las HADAS.
Rosa Francés Cardona

No hay comentarios: