viernes, 18 de noviembre de 2016

Sarcoma y ho'oponopono


Rememoro aquel día, solo con cerrar los párpados:
-“Tiene un sarcoma...”
En ese instante mi mente se desconectó y no oí nada más.
Así ha pasado más de un año: envuelto en neblinas, haciendo todo lo que los médicos decían, escuchando los consejos bien intencionados de personas ajenas… Empero sintiéndome fuera de mi cuerpo, sin reconocerme ante el espejo, sin… ¿amarme?
Conocí por casualidad o causalidad a una persona que me habló de Ho’oponopono, me pareció tan sencillo que no perdía nada y cada día decía a: mi cáncer,  mi médico, mi gotero, personas, miedos, tristezas…:
-“Gracias, lo siento, te amo, perdóname”.
Y hoy en mi revisión, sigo.
Seguramente no fue Ho’oponopono lo que me curó, no obstante me enseño a aceptarme, amarme y contribuyó  a mi bienestar personal.
Cada mañana me levanto y digo a la vida, a esta nueva oportunidad de vivir, a cada altibajo del día, a quien no me cae bien, a las risas…
-“Gracias, perdóname, lo siento, te amo”.
¡Gracias!

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

No hay comentarios: