martes, 3 de junio de 2014

Nosotr@s l@s que nacimos en el “otro” siglo.

Nosotr@s l@s que nacimos en el “otro” siglo.
Recuerdo cuando de pequeñ@s pensábamos en el futuro.
Futuro; futuro era todo aquello que cruzara la barrera del 2.000
2.000, era una cifra mágica, donde todo podía pasar.
En el 2.000 los coches volarían.
En el 2.000 los coches no necesitarían conductor.
En el 2.000 pasaríamos las vacaciones en la luna.
En el 2.000 todo sería mágico, no trabajaríamos, todo sería ocio y diversión.
En el 2.000 los autómatas harían el trabajo pesado, nosotros solo controlaríamos los procesos.
En el 2.000 no necesitaríamos estudiar, con una pastilla mágica lo aprenderíamos todo sin esfuerzo.
En el 2.000 no habría penurias, ni hambrunas.
En fin el 2.000...
El 2.000 era una cifra mágica, que nos parecía muy lejana y donde todo sería posible.
Hoy más de una década después, descubro que no soy tan viejísima como yo creía que sería (al menos yo no me veo así); pero también descubro que nuestros sueños se desvanecieron como un sueño; un sueño que nunca existió.
Descubro que nuestra sociedad apenas ha cambiado, solo han cambiado las cifras de los años.
Las injusticias siguen vigentes, hoy más que nunca.
Lo coches no vuelan.
Las vacaciones siguen siendo en la tierra y cada día para un número más reducido de gente afortunada.
Nada es mágico, no estamos en una sociedad donde todo es hermoso.
Eso si, nosotr@s apenas trabajamos, pero no porque estemos de ocio vacacional, sino simplemente porque no hay trabajo.
Donde todos nuestros sueños de niñez, sueños de magia y diversión, no se han cumplido.
No estamos en el mundo futurista que imaginamos.
Estamos en el mundo al revés; donde las injusticias, la prevaricación, la estafa, los robos… parecen normales.
Y lo que es peor; un mundo donde se siguen violando derechos humanos y animales.
Donde las personas podemos ser “ilegales” por nacer en determinado lugar.
Donde las mujeres siguen teniendo que demostrar su valía.
Donde en muchos países solo por ser mujer eres menos que nada; donde pueden violarte, asesinarte, raptarte, maltratarte y salir impunes.
Donde quienes nos gobiernan en lugar de dar ejemplo social, nos avergüenzan, roban y burlan de forma impune.
Donde se recorta en educación, sanidad y donde aumenta la precariedad.
Un mundo, donde tanto tienes, tanto vales.
Cada día tengo más impresión de no estar en el siglo XXI, creo que vamos marcha atrás hacía principios del siglo XX y  bajando.
Y esto me asusta.
¿Dónde está el mundo que soñamos?
¿No deberíamos alzarnos y luchar por el?

Acupuntora, MTC, hipnosis, Dietética y Nutrición.

No hay comentarios: